Policiales

EL DOLOR DE LA AMIGA DE GUADALUPE: «HABLÉ 15 MINUTOS ANTES DE QUE LA MATE»

Lucía Navarro era una de las mejores amigas de Guadalupe Curual y vivía con ella desde hace dos semanas. Anoche participó de una nueva movilización en Villa La Angostura para pedir justicia por el femicidio y eafirmó: “Ella vivía con miedo todo el tiempo”.

Guadalupe y Bautista Quintriqueo habían estado en pareja y tenían una beba de un año en común, pero en el último tiempo la nueva relación que había iniciado la joven se volvió un motivo de peleas y amenazas constantes por parte el hombre. “Un día se le apareció en el trabajo y hasta el pegó a los compañeros”, contó Lucía, y señaló que su amiga también estaba preocupada porque a raíz de aquel incidente creía que iban a echarla.

Guadalupe era como de su familia. Por eso cuando la situación con Quintriqueo se hizo insostenible le propuso que vivieran juntas y también le cuidaba a su hija cuando se iba a trabajar. Pero el martes la dejó sola un rato, y ya no volvió a verla. “Hablé con ella 15 minutos antes de que la mate”, recordó. En ese momento se desmoronó toda su entereza y con lágrimas en los ojos agregó: “Tenía miedo, sabía que la iba a matar”.

“La estaba esperando y la encontró”, manifestó la joven, tras lo cual remarcó que “si no era ahí iba a ser en cualquier otra parte”. Guadalupe había denunciado 3 veces a Quintriqueo en el último año y medio y la Justicia había dispuesto una restricción de acercamiento. Pero nada detuvo al femicida ni lo alejó de su intención criminal. El martes a la noche la interceptó en la calle, la corrió y la asesinó de una puñalada en el pecho a la vista de todos.

“Él decía que la iba a matar a ella y que después se iba a matar él”, contó Lucía, y sostuvo que Quintriqueo solía jactarse de que no iría preso. Finalmente, así lo hizo. O, en su caso, al menos lo intentó. Trató de degollarse poco después de matar a Guadalupe, pero la policía se lo impidió y ayer, ya internado en el hospital, volvió a intentarlo y quedó en estado crítico.

Varios testigos del asesinato declararon en las últimas horas haber visto a Quintriqueo en la escena del crimen acompañado por un hombre identificado como Saúl Mellado, expareja de Lucía. De acuerdo a los testimonios, iban dispuestos a cometer un doble femicidio y por razones que se desconocen aún, solo uno de ellos cumplió su amenaza.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar