ECONOMÍA

EL GOBIERNO ACUSÓ A GRANDES EMPRESAS POR GENERAR DESABASTECIMIENTO

El Gobierno imputó a empresas líderes de consumo masivo por “retención en sus volúmenes de producción o falta de entrega de determinados productos de consumo masivo para su comercialización”. La medida se adoptó luego de operativos de fiscalización realizados por personal de la Secretaría de Comercio Interior, en los que se detectaron faltantes de algunos productos clave durante los últimos tres meses.

La imputación recayó, a través de la Subsecretaria de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores, sobre las compañías Mastellone, Fargo, AGD, Danone, Molinos Cañuelas, Bunge, Molinos Río de la Plata, Unilever, P&G, Paladini y Potigian.

Según explicaron, la acusación llega luego de un proceso que se inició al detectar faltantes en las góndolas de productos de consumo masivo. A partir de esta evidencia, se realizaron inspecciones en las oficinas administrativas de diversas empresas proveedoras, lo que derivó en distintos requerimientos de información sobre stocks e inventarios durante noviembre y diciembre de 2020, y enero de 2021″, indicaron desde la cartera que comanda Matias Kulfas.

También se llegó a esa instancia “luego de verificar que esas empresas habrían incumplido la intimación a incrementar su producción hasta el más alto grado de su capacidad instalada y arbitrar los medios a su alcance para asegurar su transporte y distribución con el fin de satisfacer la demanda”, establecida por la resolución 100/2020 y sus modificatorias, en el marco de la emergencia sanitaria establecida en 20 marzo del año pasado.

Esa resolución 100 fijó el marco legal de Precios Máximos, el programa por el cual se congelaron valores de miles de productos a los vigentes al 6 de marzo de 2020, y que tuvo deslistamientos progresivos de productos que no tienen alta demanda de consumo, y por el que el Gobierno buscó garantizar que no hubiera abusos en los valores de comercialización y un normal abastecimiento de los productos en supermercados.

Luego de analizar la información que remitieron las empresas, los funcionarios de Comercio Interior “comprobaron una importante caída de la producción o en la distribución de las diversas gamas de productos”, que van desde aceites, fideos o aderezos a productos básicos para la limpieza e higiene personal, comentaron.

Los controles se produjeron en momentos en que el Gobierno y las distintas firmas mantenían reuniones frecuentes para determinar por un lado cómo se articularía la salida de Precios Máximos con el abandono de la cuarentena estricta, a la vez que negociaban los productos que participarían desde principios de enero de la renovación anual del programa Precios Cuidados.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar