Policiales

POLICÍAS DESARMARON UNA FIESTA CLANDESTINA, LOS EMBOSCARON Y DESTRUYERON LA COMISARÍA

Un operativo en dos fiestas clandestinas terminó en descontrol este domingo a la madrugada en la ciudad balnearia de Reta, en la localidad de Tres Arroyos. Dos versiones encontradas abrieron una investigación en la justicia: mientras que la Policía denuncia “una emboscada”, un grupo de jóvenes asegura que estaban en un fogón y los agentes “empezaron a tirar” para dispersarlos.

El intendente de Tres Arroyos, Carlos Sánchez informó: “El sábado por la noche hubo en los médanos dos fiestas clandestinas, las cuales se dispersaron y no hubo problema. Aparentemente, entendemos por la investigación que se está haciendo, le hicieron una emboscada a la policía en una calle cortada”.

Y amplió: “Los llevaron hasta ahí diciendo que había una fiesta y tenían preparado piedras y demás para pegarles. La Policía se sintió muy acorralada, porque no fueron tantos efectivos y no podían salir. Ahí se armó un disturbio y luego lo que se pudo saber ahí es que por momentos hubo tiros, porque estaban muy acorralados los policías, según la versión que tengo de los efectivos”.

En ese momento, un grupo de “entre 20 y 30 personas” ingresó a la comisaría del lugar, entró e “hicieron un desastre”, según el intendente. El destacamento policial quedó destrozado, algunos vehículos fueron atacados y dos efectivos resultaron heridos. De acuerdo a lo informado por medios locales, solo había dos agentes en el edificio, ya que el resto había salido tras un llamado para desarticular otro evento ilegal.

A diferencia de la versión brindada por el intendente, testimonios recogidos en el balneario por La Voz del Pueblo, aseguraron que los efectivos llegaron al lugar donde se realizaba el fogón y habrían apuntado con armas y disparado al aire. La actitud de los policías habría generado que los jóvenes comenzaran a lanzar piedras.

En el intento por salir del lugar para trasladar a su compañero lastimado, los policías habrían golpeado a una chica con el móvil, lo que llevó al grupo a ir a atacar la comisaría, cerca de las 4 de la madrugada del domingo.

Algunos vecinos grabaron con sus celulares el momento en que estas personas entraron a la comisaría y se pudieron escuchar, al menos, tres disparos, además de gritos e insultos. En esa situación, se dio el segundo herido: el jefe de la seccional, de apellido Villagrán, a quien le rompieron, con ladrillos y un poste señalizador de calle, su auto particular, un Peugeot 207 estacionado frente a la sede.

Fuentes del hospital de Reta le informaron a medios locales que Villagrán “presentó un importante hematoma en uno de sus ojos, un labio cortado e inflamación en su brazo, que iba de la mano al codo”. En ese mismo centro médico, atendieron al otro agente herido, que sufrió el golpe de una piedra en la cabeza.

El segundo vehículo atacado fue una camioneta Toyota Hilux, que había sido entregada al destacamento hace un mes por el Operativo Verano. “Este verano con el refuerzo importante que hace la Provincia con el Operativo Sol había más policías incluso ahí a Reta se sumaron dos patrulleros más. Hasta ahora parecía que era suficiente, pero cuando pasan estas cosas te das cuenta que no”, se lamentó el intendente de Tres Arroyos.

La chica atropellada también fue atendida en el mismo centro de salud local y recibió curaciones a sus heridas, aunque no se informó qué lastimaduras sufrió. Asimismo, otra mujer ingresó por un corte en la mano que se hizo en la sede policial.

“Estábamos en un fogón y nos empezaron tirar”, aseguró un joven al medio de Tres Arroyos sobre lo que había ocurrido previamente. Mientras que un vecino del lugar aseguró que las personas que entraron a la comisaría “destruyeron el auto del Jefe de policía y lo amenazaban con nombre y apellido por la ventana”, por lo que presumió que eran oriundos de la localidad.

Fuentes policiales informaron que los dos efectivos que habían quedado en custodia, entre ellos el titular de la dependencia, tuvieron que colocar muebles sobre el ingreso para evitar el ingreso de estas personas, pero no pudieron evitarlo.

El jefe comunal del distrito informó que “está todo en investigación”. Y agregó que se involucraron en la causa el jefe regional y el jefe de la Policía Bonaerense. “Hablé con el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, y enseguida mandó al jefe máximo de la Policía Bonaerense”, indicó Sánchez.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar