DeportesDestacado

ACERCÁNDONOS A UN SUPERCLÁSICO DISTINTO E INUSUAL

COPA DIEGO MARADONA

El cierre del año los ubica nítidamente en lo más alto, y los obliga todo el tiempo a superarse. Boca y River ganan en la Copa Maradona sin forzar demasiado la máquina. Y tienen en el horizonte una posible final de América. El choque local del sábado es tan incómodo como exigente.Mono' de Superclásico | Play Fútbol | Cadena SER

Nadie hubiera deseado encontrarse en la previa de una semifinal de Libertadores, pero les planteará el desafío de reivindicar sus virtudes. River transitó con Arsenal una victoria pírrica. Su voracidad de siempre (pateó 33 veces al arco de acuerdo a Instat), hizo tambalear a un rival que se desgastaba buscando resistir. Sin embargo, las lesiones de Angileri y Casco, sumadas a la dolencia de Paulo Díaz en la previa al partido del domingo, enciende todas la alarmas. Por su parte, Boca especula con poner una base titular ya que habrán de transcurrir 14 días desde la revancha con Racing hasta la semi con Santos. También es cierto que en estos tiempos esquivos en el clásico, Boca tiene más demandas que River para despojarse de los prejuicios del pasado. Y necesita corroborar que tiene el cuero más duro para superar el trance del clásico.RiverPlate2015

Dentro de las malas noticias por tantas bajas en la defensa, Gallardo logró recuperar la lucidez de Nacho Fernández, y tiene en esa presión alta tan distintiva las herramientas para no sufrir tanto las dificultades en el armado defensivo. A Boca, el triunfo con Huracán lo hace confiar en la potencia ofensiva de Wanchope Abila, el delantero que tiene demasiado promedio de gol para ser suplente y reiteradas lesiones para ser titular.Se vendrá el contraste entre Ramón Abila y Franco Soldano, uno enemistado con el gol y aplicado para liberarle los caminos a Tevez y otro con la malicia apropiada para los duelos que se avecinan. Desde estas disyuntivas, le crece a Russo la competencia interna que estuvo en deuda en el último tiempo. No había suplentes con chances de ganarse un lugar.Superclasico del Futbol Argentino. Hoy

River luce impecable en su andar, y veremos cómo repercuten las ausencias. Los dilemas de Boca pasarán por sostener lo hecho ante Racing, para descubrir si fue necesidad o convicción. Hasta River se da el lujo de liberar en estos tramos a Lucas Pratto que partirá al Feyenoord de Holanda. Y más allá del símbolo que ha sido el Oso, ya lo habían superado varios en la lista de recambio. La antesala de las semifinales con Palmeiras y Santos plantea un cruce que no repercutirá en el principal objetivo de ambos, pero les permitirá medir sus fuerzas, sabiendo que no le será suficiente para ganar el premio mayor. Tantas veces sus categóricos triunfos suelen relativizarse por las fragilidades del rival, que vendrá bien este choque del sábado para evaluar la dimensión de su potencial. Aunque el cielo pueda esperar.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar