ECONOMÍA

SEGÚN EL INDEC UNA FAMILIA TIPO NECESITÓ $52.000 PARA NO SER POBRE EN NOVIEMBRE

Para no caer en la indigencia, requirió $21.573, según datos del organismo oficial. Ambas canastas se ubicaron por encima de la inflación del mes.

Una familia tipo, integrada por dos adultos y dos niños, necesitó en noviembre $51.776 para no caer en la pobreza, un 3,7% más que en octubre. En tanto que requirió de $21.573 para no ser indigente, lo que significó una suba mensual del 4,2%, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Si se toma en cuenta que en noviembre el salario mínimo, vital y móvil fue de $18.900, esa familia requirió de casi tres esos ingresos para no ser pobre. A junio -último registro del Indec, debido a que la medición es trimestral y en los próximos días se conocerá el dato de septiembre- el ingreso medio de la Argentina era de $28.769, es decir que una familia tipo necesitó que dos de sus integrantes reciban ese salario para no caer en la pobreza.

En la comparación interanual, en noviembre se dio una suba del 37,7% en la Canasta Básica Total (CBT), que mide la pobreza; mientras que la Canasta básica Alimentaria (CBA), que determina el piso para no ser indigente, registro un alza del 42,9%.

La suba de ambas canastas se ubicó por encima de la inflación de noviembre, que de acuerdo con lo informado por el Indec fue del 3,2% en la comparación con octubre y del 35,8% en los últimos 12 meses.

Según el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, durante 2020 la pobreza alcanzó al 44,2% de los hogares, varios puntos por arriba del 40,8% del año anterior. La indigencia se ubicó en el 10,1%.

Además de las canastas para una familia tipo, el Indec releva precios para un hogar de tres integrantes, compuesto por una mujer de 35 años, su hijo de 18 años y su madre de 61 años. En este caso, requirió de $51.2919 para no ser pobre, y de $17.175 para no caer en la indigencia.

Por su parte, una familia de cinco integrantes -compuesta por un varón y una mujer, ambos de más de 30 años, y tres hijos de 5, 3 y 1 año- necesitó de $54.457 para nos ser pobre y de $22.690 para no ser indigente.

Por adulto mayor, el ingreso mínimo para no caer en la pobreza en noviembre fue de $16.752, en tanto que para no ser indigente alcanzó los $6.982.

La diferencia entre ambas canastas radica en que la alimentaria (CBA) que mide la indigencia toma en cuenta los alimentos imprescindibles y la canasta básica total (CBT), que determina la línea de pobreza, considera también bienes y servicios no alimentarios.

El alza mensual registrada en la CBA de noviembre fue la tercera más alta del año, detrás de octubre, cuando subió 6,6%, y de enero, con el 5,7%. Lo mismo sucedió con la CBT, que fue el tercer incremento más alto del año, pero en este caso detrás de octubre, con el 5,7% y septiembre, con el 3,8%

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar