Policiales

CONFUNDIÓ LOS CAMBIOS DEL AUTO Y ATROPELLÓ Y MATÓ A SU MAMÁ

La víctima fue trasladada al hospital con fracturas expuestas en ambas piernas y murió horas después.

Un inesperado y dramático accidente atravesó a una familia el jueves pasado en la localidad bonaerense de Ituzaingó. Todo se desencadenó por un error de manejo cuando una mujer de 44 años sacaba el auto de su casa pero, en lugar de dar marcha atrás, se confundió de cambio y atropelló a su mamá, que la esperaba del otro lado del portón.

La víctima tenía 75 años y quedó atrapada entre el vehículo y la contrapuerta con fracturas expuestas en ambas piernas. Los bomberos tuvieron que rescatarla y la trasladaron de urgencia al Hospital de Haedo, pero los médicos no pudieron salvarla. Murió pocas horas después por la gravedad de sus heridas.

En tanto, la conductora se encontraba en estado de shock cuando los efectivos se acercaron al domicilio de la calle Carabobo, donde ocurrió el hecho. En esas condiciones, no pudo explicar las causas del error que derivó en la muerte de su madre.

La investigación quedó a cargo de la UFI° 2 de Ituzaingó, a cargo de María Laura Cristini, quien ordenó la autopsia del cuerpo de la mujer atropellada e imputó a su hija por el delito de Homicidio Culposo.

Una mujer que aprendía a manejar atropelló a sus tres hijos en una mala maniobra. La menor, de cuatro años, murió a causa de las severas heridas. Sus hermanos también sufrieron heridas pero ninguna de gravedad. Fue a fines de marzo en San Francisco Solano, en el partido de Quilmes.

La tragedia conmocionó a los vecinos del barrio del sur del conurbano que vieron cómo la mujer, de 29 años, embistió de forma violenta a los tres nenes. Los otros dos chicos, de 8 y 6 años, fueron internados con politraumatismos en el Hospital Isidoro Iriarte.

Los Bomberos Voluntarios de la zona que asistieron a las víctimas no pudieron salvar a la más pequeña que llegó sin vida a un centro de salud. La nena recibió de lleno el impacto del auto, una VW Surán que terminó incrustada en la casa.

Según trascendió entonces, la principal hipótesis es que la madre se habría equivocado al utilizar la palanca de cambios del vehículo: en lugar de retroceder, aceleró y arrolló a sus propios hijos. La mujer quedó imputada por “homicidio culposo y lesiones culposas, agravadas por la conducción de vehículo automotor”.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar