NacionalesPoliciales

ABUSOS, ROBO DE MENORES Y TRATAS DE PERSONAS DE UNA RED NACIONAL CON FACHADA RELIGIOSA

Una banda de falsos pastores evangélicos forzaba a sus seguidores a desprenderse de “lo más preciado”. Hubo operativos en Buenos Aires, Salta, Tucumán, Mendoza, Neuquén y Entre Ríos.

La “Tía Eva” dirigía todo: el templo, la voluntad de sus fieles y una red de delitos contra la integridad sexual, la identidad y, obviamente, la propiedad. La comunidad religiosa autodenominada “Filadelfia” operaba en Buenos Aires y otras varias provincias, e incluso en países limítrofes.

Este miércoles, tras un megaoperativo donde participaron 250 agentes de la Policía Federal Argentina y la Gendarmería Nacional, detuvieron a siete integrantes de la organización criminal y rescataron a 69 víctimas.

El templo “Filadelfia” se dedicaba a la trata de personas, lavado de dinero, delitos contra la integridad sexual de menores y adultos, contra la identidad y contra la vida. En total, se hicieron 23 allanamientos en las provincias de Buenos Aires, Salta, Tucumán, Mendoza, Neuquén y Entre Ríos.

Según los investigadores, las y los miembros de la “comunidad” sustraían menores a sus padres biológicos para inscribirlos luego como hijos de varias mujeres de la organización. Además, se pudo establecer que los detenidos cometieron instigación al suicidio en perjuicio de un joven que se había reconocido como homosexual, hecho por el que sufrió permanentes hostigamientos y agresiones.

Siempre bajo “la palabra divina”, el joven había sido obligado a desnudarse públicamente, fue golpeado y sufrió agresiones (como baldazos de agua fría), entre otras atrocidades. Finalmente el joven se quitó la vida.

A raíz de un operativo realizado en 2019 por la Policía de la Provincia de Buenos Aires, se inició una investigación que, en aquel momento, concluyó con varios allanamientos por los delitos de trata de personas y lavado de dinero. En ese entonces, se comprobó que la organización criminal operaba con un minucioso sistema de captación de personas para, posteriormente, explotarlas laboralmente y someterlas a la servidumbre.

En aquel procedimiento fue detenida la “Tía Eva”, una de las líderes de la organización, que forzaba a sus fieles a desprenderse de “lo más preciado”. Hubo 26 detenidos. Y según pudo averiguar se incautaron casi 40 mil dólares, más de un millón de pesos y 17 vehículos.

El personal de GNA y de PFA, junto con el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional Número 3 de Morón, a cargo del Dr. Juan Pablo Barral, secretaría Número 9 de la Dra. Mariana Sioli, continuó con la pesquisa a partir de reiteradas denuncias que realizaron las víctimas.

 

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar