Policiales

ACUSAN A TRES POLICIAS DE INCENDIAR UNA CELDA DE UNA COMISARIA EN LA QUE ESTABA UN DETENIDO

Apareció quemado en la celda de una comisaría de Mendoza y acusan a los policías que lo custodiaban

La Justicia de Mendoza investiga las causas por las que un joven, que había sido aprehendido el domingo en aparente estado de ebriedad, terminó prendido fuego y con graves quemaduras en una celda de la Comisaría 22ª, de La Paz.

Tras el episodio, fueron separados preventivamente de sus cargos durante 30 días los tres policías que estaban de turno cuando se produjo el incendio en el que el Leonardo Vergelín, de 32 años, resultó herido. Los efectivos cobrarán la mitad de su salario hasta que el caso se esclarezca.

Vergelín fue trasladado al Hospital Perrupato, donde le hicieron las primeras curaciones y derivado después al Hospital Lagomaggiore de la ciudad. Los médicos que lo atendieron diagnosticaron que el paciente había ingresado con “quemadura en dorso y miembro superior izquierdo tipo A y B con secuela del 25 por ciento”, indicó Télam.

El joven declaró ante la fiscal Mariana Cahiza pero dijo que no recordaba lo que había sucedido. Sin embargo, su familia denunció que los policías lo prendieron fuego para lastimarlo. Tras la grave acusación, la Inspección General de Seguridad (IGS) abrió un expediente para determinar las posibles responsabilidades de los tres agentes que estaban de guardia en la comisaría.

Los agentes aseguraron que el domingo detuvieron a Vergelín, en aparente estado de ebriedad en el cruce de avenida 25 de Mayo y calle Sarmiento, en la Terminal de Ómnibus departamental.

Según su versión, lo trasladaron hasta la comisaría ubicada en la calle Galigniana al 300, donde quedó alojado. Minutos después de las 18, un oficial observó humo saliendo de la celda. Los policías dijeron que rescataron al detenido con quemaduras en diferentes partes de su cuerpo, principalmente en el tórax, el brazo izquierdo y la espalda.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar