Cocina

PALMERITAS: CÓMO PREPARARLAS EN SIMPLES PASOS

Las palmeritas, hechas generalmente con masa hojaldrada, son unas de las pocas recetas dulces que pueden preparase de manera sencilla y deliciosa.

Sin duda alguna, las palmeritas son una de las dulces exquisiteces que el mundo puedo saborear sin mucho esfuerzo. Se trata de una de las pocas recetas que, en simples pasos, te permite crear un acaramelado tesoro para comer solo, con amigos o familiares. El origen de este ícono de la pastelería se localiza en Francia, donde es conocida por el nombre de Palmier. Con los años se extendió a todas partes del mundo volviéndose muy popular, por ejemplo, entre las comunidades españolas.

En esta ocasión, te traemos una simple receta para hornearlas en pocos pasos. A diferencia de otras preparaciones, no necesitaras masa hojaldrada ya que, si bien se usa comúnmente, hay que tener mucha técnica para moldearla y que el resultado sea el esperado. En reemplazo, utilizaremos una tapa de tarta.

Para poder crear estas palmeritas, precisamos nada más de una tapa de tarta, como se dijo anteriormente, manteca y azúcar y canela a gusto. Una vez hayas podido reunir estos tres ingredientes, estas preparado para comenzar. Sin embargo, también es posible agregar otros tipos de rellenos diferentes al clásico con azúcar. Se puede añadir cacao, jamón y queso y mermelada, entre muchos otros.

Los pasos para una deliciosa receta

Para empezar, vamos a estirar la masa de la tapa de tarta en una superficie hasta que quede con forma cuadrada. Una vez hayamos conseguido la figura deseada, procederemos a enrollar. Tomamos el borde derecho de la masa y lo enrollamos hasta la mitad del cuadrado. Luego, hacemos lo mismo con el borde izquierdo. Así es como conseguimos la icónica forma de nuestras palmeritas.

Estando ya a esta altura del proceso, solo resta tomar un cuchillo afilado y cortar la masa desde arriba en láminas finas, creando este adictivo bollo. Les daremos una pinceladas de manteca y espolvorearemos algo de azúcar encima para, luego, disponerlas en un recipiente e introducirlas en un horno a 180°. Cuando se hayan puesto doradas, podemos retirarlas. Una vez se hayan enfriado, podremos disfrutar de este irresistible manjar.

 

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar