Policiales

PRENDIERON FUEGO SU CASA Y LA APUÑALARON PARA ROBARLE SU CASA A UNA JUBILADA

La víctima se encuentra internada en terapia intensiva. Hay dos detenidos y un prófugo.

Un brutal asalto en una casa de la localidad bonaerense de Temperley tuvo como víctima a una jubilada de 75 años, que ahora se encuentra internada en una unidad de terapia intensiva. La mujer fue atacada con un destornillador por delincuentes que antes de escapar intentaron quemar su vivienda para borrar las pruebas.

La principal hipótesis que investigan apunta a un hombre, allegado a la víctima, Leonor Matos, que había estado más temprano en su casa para hacerle unas refacciones. Esa habría sido la ocasión en la que descubrió dónde guardaba los ahorros la mujer y volvió después con el objetivo de robarle.

En las últimas horas, la policía detuvo a una pareja acusada de haber participado del asalto. Se trata de un hombre de 36 años y una mujer de 30, que fueron trasladados a la comisaría 3ra. de esa localidad mientras buscan dar con el prófugo y principal sospechoso, un sujeto de 45 años.

“Lo único que le importaba a ella era que nosotros estuviéramos bien”, aseguraron conmocionados esta mañana los hijos de la víctima en diálogo con los medios. De acuerdo a su relato, ya herida y atada como la habían dejado al escapar los ladrones, “se arrastró por sus propios medios” solo para poder avisarles quién era el responsable.

Los jóvenes, que viven en otra vivienda dentro del mismo terreno, la encontraron con la mitad del cuerpo afuera de la suya, lugar hasta donde había conseguido llegar sola. “Lo único que nos dijo es quién había sido”, afirmó su hijo entre lágrimas. Entonces, junto a él, la hermana admitió aún shockeada que había sido ella misma la que le había presentado a su madre al acusado para que le hiciera los trabajos en la casa.

En ese momento se acercó a ayudarlos Leonardo, otro vecino que además es inquilino de la mujer asaltada, que había visto salir humo por la ventana y fue a ver qué pasaba. “Decía que se estaba muriendo, que le faltaba el aire”, recordó el hombre, que también remarcó que le habían atado las manos y los pies con un cable. “Le podían robar, pero atarla con cables, apuñalarla y querer prenderla fuego dentro de su casa es terrible”, se lamentó.

El principal sospechoso en la causa huyó tras el brutal ataque a la jubilada con una suma cercana a los 20 mil pesos. La familia Matos confirmó que tenía antecedentes penales por robo y que incluso había estado preso, pero también expresaron que en el último tiempo se había ganado su confianza y por eso decidieron darle otra oportunidad.

En tanto, Matos sigue internada en el Hospital Interzonal Doctor José A. Esteves de Temperley, donde se encontraba “estable, pero delicada”, ya que una de las heridas le habría afectado uno de los pulmones. El hecho es investigado por el fiscal Ricardo Silvestrini, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 11 especializada en Entraderas del Departamento Judicial Lomas de Zamora.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar