ECONOMÍA

UNA FAMILIA TIPO NECESITA $ 49.911,60 PARA NO ESTAR BAJO LA LÍNEA DE POBREZA

La Canasta Básica Alimentaria (CBA), que mide el umbral de línea de pobreza, se disparó 6,6% en octubre último, impulsada por las subas que registraron los alimentos durante el pasado mes, informó el Indec.

Así, una familia compuesta por dos adultos y dos menores requirió un ingreso de por lo menos $ 20.710,20 el mes pasado para no caer en situación de indigencia.

Mientras, el costo de la Canasta Básica Total (CBT), que además de alimentos reúne indumentaria y transporte, se incrementó 5,7 % en octubre. Por eso, por eso un grupo familiar de similares características necesitó contar con ingresos por $ 49.911,60 para no estar debajo de la línea de la pobreza.

Ambas canastas quedaron muy por encima del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que mide el Indec, que arrojó en octubre un alza de 3,8% en relación al mes previo, motorizado principalmente por subas de alimentos.

Con el resultado de octubre, la CBT acumula así un incremento de 28,1% y la canasta básica alimentaria se encareció 32,9% desde principios de año. Contra el mismo mes de 2019, el alza se ubica en 45,8% para la Canasta Básica Alimentaria y en 40% para la total, de acuerdo con los datos del Indec.

La diferencia existente en las variaciones, tanto mensuales como acumulada e interanual, entre ambos conjuntos de bienes y servicios está relacionada básicamente a que en la Canasta Básica Total ponderan las tarifas de servicios públicos y de transporte, congelados desde principios de año.

La Canasta Alimentaria mide los productos mínimos que necesita una persona o grupo familiar para tener sus necesidades básicas de alimentación satisfechas. Allí el rubro comida es preponderante y fue uno de los que más subió en los últimos meses:

El dato estadístico deja al descubierto la profundización de la crisis en medio de la pandemia por coronavirus. El último dato oficial disponible indicó que al primer semestre de 2020, el 40,9% de los argentinos era pobre y casi 60% de los menores de 14 años estaban en esa situación de vulnerabilidad.

Ante la situación, el Gobierno puso en marcha una serie de medidas de contención social, una vez descartado el cuarto pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Así, se amplió la Asignación Universal por Hijo (AUH) y el mes próximo habrá un plus para 2,3 millones de familias beneficiarias de ese programa, para lo que la ANSeS destinará $ 22.000 millones.

También, desde el Ejecutivo buscan sumar a 300.000 personas en el programa Potenciar Trabajo, que otorga un monto mensual de $ 9400 para los beneficiarios con estudios en curso o bien con proyectos comunitarios en marcha.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar