Internacionales

JAIR BOLSONARO : «TENEMOS QUE DEJAR DE SER UN PAÍS DE MARICAS»

El presidente de Brasil lanzó una sentencia homofóbica ante el temor al COVID-19. Lo expresó durante un evento de relanzamiento del turismo.

Jair Bolsonaro volvió a ser centro de polémica por una frase homofóbica. El martes, en referencia a la lucha contra la pandemia de coronavirus, el mandatario dijo que es necesario “enfrentarla con coraje” y que Brasil debe dejar de ser “un país de maricas”.

Durante el evento de relanzamiento del turismo, llevado a cabo en el Palacio del Planalto, el presidente del país vecino sostuvo que la enfermedad fue “sobredimensionada” y criticó a quienes comenzaron a asustar a la gente con la posibilidad de una segunda ola.

“Ahora todo es la pandemia. Lo siento por los muertos, lo siento. Todos vamos a morir un día, aquí todos moriremos algún día. De nada sirve huir de esto, de la realidad. Tenemos que dejar de ser un país de maricas”, expresó en su discurso.

Bolsonaro celebró además la suspensión de los exámenes con la vacuna china en San Pablo determinada por la Agencia Sanitaria federal, lo que causó críticas del gobierno paulista que sospecha de “politización” del caso.

La Agencia Nacional de Vigiliancia Sanitaria (Anvisa) interrumpió las pruebas con la vacuna CoronaVac a causa de la muerte de uno de los cerca de 10 mil voluntarios. Sin embargo, según la prensa brasileña, se trató de un suicidio.

El mandatario anunció semanas atrás que no comprará esa vacuna Coronavac y acusó al gobernador Joao Doria, de ser un “dictador” por defender el fármaco chino y la inmunización obligatoria. “Muerte, invalidez, anomalía, ésta es la vacuna respaldada por Doria», apuntó el jefe de Estado en sus redes sociales.

Las expresiones discriminatorias y homofóbicas del martes no son las primeras que Jair Bolsonaro pronuncia desde que comenzó su mandato, y lejos está de mostrarse arrepentido o de pedir disculpas al respecto.

Desde antes de asumir la presidencia, el exmilitar era conocido por sus ideas consevadoras y frases polémicas sobre minorías sexuales, racistas y contra la mujer.

Tras las últimas declaraciones, el jefe de Estado recibió una ola de críticas, entre las que se cuentan las del exlegislador brasileño Jean Wyllys, que renunció el año pasado a su cargo en el Congreso y abandonó el país por temor a las continuas amenazas de muerte que recibía desde hace varios años.

“Quiero recordar que sí, Brasil también es un país de “mariquitas”, como yo; también construido por “mariquitas” como yo; ¡y casi todos los “mariquitas” somos mucho más valientes que el Presidente (Bolsonaro) porque llegamos aquí por nuestra valiente lucha contra la homofobia!”, escribió el exdiputado en su cuenta de Twitter.

“Yo salí de Brasil cuando bandas organizadas de bandidos de apoyo y votantes de la extrema derecha a la que pertenece el Presidente de la República nos amenazaron a mí y a mi familia”, recordó.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar