Nacionales

CUÁLES SON LAS CLAVES DE LA NUEVA MOVILIDAD JUBILATORIA IMPULSADA POR EL GOBIERNO

Qué cambia y cómo impacta en los haberes la nueva fórmula que el Poder Ejecutivo quiere aplicar para 2021. La oposición ya se pronunció sobre la iniciativa.

En las horas previas a la llegada de una nueva misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) para negociar un nuevo programa, el Gobierno terminó de definir la nueva fórmula que se aplicará desde el año próximo para el aumento de los haberes de los jubilados y pensionados.

La intención oficial es que el proyecto sea tratado por el Congreso en las próximas semanas y que a más tardar se apruebe en diciembre para poder poner en marcha la nueva movilidad jubilatoria con el inicio de 2021. No obstante, la iniciativa ya generó el rechazo por parte de la principal bancada opositora, Juntos por el Cambio.

La nueva ecuación, elaborada en forma conjunta por el Ministerio de Economía, el Ministerio de Trabajo y la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS), apunta a volver al sistema de actualización jubilatoria creado en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y que fue modificado en 2017 por el gobierno de Mauricio Macri.

La gestión de Juntos por el Cambio había dejado de lado la actualización de los haberes jubilatorios por salarios y recaudación y optó por aumentos atados a una fórmula mixta, con ponderación de 70% en la inflación (IPC nacional) y en 30% el índice de RIPTE (que representa la remuneración promedio sujeta a aportes al Sistema Integrado Previsional Argentino).

Ese régimen estuvo vigente desde 2018 y hasta el ingreso del gobierno de Alberto Fernández, en diciembre del año pasado. Con los índices de precios por encima del 50% anual, el actual Ejecutivo prefirió una actualización de las jubilaciones y pensiones por decreto mientras trabajaba en una nueva fórmula de “mayor sostenibilidad”.

El nuevo proyecto apunta a la nueva movilidad jubilatoria dejará de lado la inflación para actualizar por salarios y recaudación, con una ponderación del 50% cada uno, como lo hacia hasta 2015.

El oficialismo afirma que con la nueva fórmula busca replicar el esquema que fue sancionado en 2008 y que “resultó en una mejora sostenida en el poder adquisitivo de los jubilados hasta 2015”, aunque sin incrementar el déficit previsional.

“Esta nueva fórmula no es un capricho sino que está basada en una hoja de ruta que trazamos pensando en el futuro donde creemos que los salarios y la recaudación van a crecer, y, entonces, eso va a hacer que la Argentina crezca y, de este modo, se va a poder repartir esa riqueza con los jubilados y las jubiladas”, señaló este martes el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

La fórmula que se propone y que deberá comenzar a regir en 2021, a diferencia de la sancionada en 2017, generará un incremento del poder adquisitivo de los haberes; gracias al aumento del salario real y de los recursos de la ANSeS”, remarcaron desde el Ejecutivo.

Además, el nuevo esquema de actualización, que se pondrá a consideración de la Comisión Bicameral Mixta de Movilidad Previsional, apunta a que los incrementos en las jubilaciones y pensiones se hagan de manera semestral y no cada tres meses como se daba durante el macrismo.

Así, los aumentos jubilatorios se darán en marzo y septiembre. El argumento oficial “disminuye la volatilidad y reduce la pérdida de poder adquisitivo ante shocks inflacionarios como los de2018 y 2019”. Hasta el año pasado, la actualización se producía en marzo, junio, septiembre y diciembre.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar