Policiales

FEMICIDIO EN SANTIAGO DEL ESTERO: LA ESTRANGULARON, INTENTARON MUTILARLA Y CALCINARON SU CUERPO

La víctima estaba desaparecida desde hace una semana. Hay un detenido, que confesó el crimen.

Ocho días después de que saliera de su casa en bicicleta para ir a visitar a un amigo, encontraron a Marisol Andrea Bustos asesinada. Su cuerpo estaba enterrado en un baldío de la ciudad de Santiago del Estero. Un conocido de la víctima, con quien ella habría tenido una relación, fue detenido por el femicidio.

El presunto femicida es hijo del hombre con el que Marisol se iba a encontrar el 30 de octubre último. Se trata de un joven de 29 años, Andrés Juárez, a quien la policía arrestó mientras seguía la búsqueda de la mujer y que en las últimas horas confesó el crimen y aportó datos precisos para que encontraran el cuerpo.

Así llegaron los investigadores hasta el terreno descampado donde estaba enterrada la víctima, de 35 años. De acuerdo al informe de los forenses Marisol fue estrangulada. Su asesino intentó después amputarle las piernas con una pala, no pudo y la prendió fuego.

Según relataron a Télam Valeria y Jésica, hermana y sobrina de la víctima, Marisol era amiga desde hacía mucho tiempo del padre del sospechoso, pero con el joven imputado había tenido una relación sentimental hace unos cuatro meses. La pareja duró poco y en el último tiempo, la mujer se había reconciliado con el padre de su último hijo, a quien había denunciado varias veces por violencia de género.

“La última denuncia fue en 2018. Después tenían idas y vueltas en la relación pero vivían juntos. Además del hijo en común, Marisol tenía tres hijos más”, agregó la sobrina. Respecto al ahora detenido, la joven señaló que “cambió varias veces de versión” cuando fue interrogado por los investigadores. “Primero nos dijo que (Marisol) se había quedado a dormir en su casa hasta las seis de la mañana y después dijo que se había ido antes. Además nos esquivaba la mirada”, aseguró.

“Queremos que se haga justicia, que pague por lo que hizo y que no salga nunca más de la cárcel”, indicaron. Por su parte, otra sobrina de la víctima, Yanet Cáceres, escribió en Facebook: “Teníamos tanta fe que te íbamos a encontrar con vida… no te imaginas el dolor que dejaste. Descansa en paz, te amamos tanto.”

También se refirieron al femicidio de Marisol distintas organizaciones feministas. “Queremos justicia por todas estas mujeres a las que les arrebataron la posibilidad de vivir una vida libre de violencia, que buscaron soluciones y ayudas en el Estado pero fueron negadas, disipadas o con una larga espera”, expresó en un comunicado Mumalá-Mujeres de la Matria Latinoamericana.

Además, indicó: “Hace una semana reclamábamos que busquen a Marisol Bustos, nos conocimos por un acompañamiento hacia su caso de violencia de género que sufría con su anterior pareja, estuvimos con ella en su casa e intentando crear puentes que puedan salvarnos, pero no fue suficiente”.

En ese sentido, recordaron que cuando junto a la víctima denunciaron esa situación en la Dirección de Género de la provincia, los funcionarios le explicaron que ya se había dispuesto la exclusión de hogar y prohibición de acercamiento por cuatro meses, pero que no podían enviar policías para custodiar a Marisol porque no patrullaban en el barrio.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar