Política

EL PRESIDENTE FERNANDEZ ACOMPAÑÓ A EVO MORALES EN SU RETORNO A BOLIVIA

“Evo Morales sufrió un levantamiento”, dijo el presidente Alberto Fernández al despedir al exmandatario de Bolivia. Fue previo al viaje que el dirigente hizo de vuelta a su país desde Jujuy, después de permanecer un año en Argentina como refugiado político.

Fernández y Morales viajaron juntos hasta el paso internacional La Quiaca-Villazón, en donde el Presidente lo despidió en el regreso del dirigente a Bolivia un día después de la asunción de Luis Arce, en la vuelta del Movimiento al Socialismo (MAS) en ese país.

En el acto el Presidente dijo que Morales “sufrió un levantamiento” en referencia a la renuncia a la presidencia el año pasado, con una denuncia de golpe de Estado en medio de la fuerte crisis política generadas tras las acusaciones de fraude en las elecciones presidenciales del 20 de octubre del 2019.

El mandatario planteó que Morales “nunca debió haber salido de Bolivia, ni ser maltratado como lo fue”. Celebró los resultados electorales del 18 de octubre pasado y manifestó que “el pueblo no se equivoca y ha ido a las urnas a revindicar el proyecto que Evo representa”.

El Presidente le expresó su afecto a Morales: “Del otro lado de este puente hay miles de bolivianos que esperan abrazarlo. El pueblo no se equivoca. Acá dejás amigos que siempre van a estar. Fue un honor tenerte entre nosotros este tiempo, te vamos a extrañar”, afirmó.

Fernández habló de pensar en una “patria grande” y sostuvo: “Bien dice Evo: somos parte de una patria grande, que quiere crecer, que quiere justicia y que quiere desarrollo no para algunos sino para todos. Una patria que quiere abrazar a todos”.

El expresidente de Bolivia dijo que “no dudaba que iba a volver” al país que lideró entre 2006 y 2019. Agradeció a “la unidad del pueblo boliviano y al acompañamiento de muchas autoridades del mundo”.

Elogió al Presidente, que asegura que le “salvó la vida”. “Gracias, Alberto, por acompañarme y garantizarme seguridad. Alberto Fernández me salvó la vida, muchas gracias hermano”, señaló.

Morales dijo que se lleva “un lindo recuerdo” de la Argentina, donde permaneció como refugiado político. “Esto es algo que nunca vamos a olvidar, me sentí como en casa, parte de mi vida queda en Argentina. No me sentí abandonado”, señaló.

Morales encabeza en su país una caravana de unos 800 vehículos que recorre unos 1000 kilómetros, desde La Quiaca hasta la zona cocalera de Cochabamba. Su intención es llegar a destino el 11 de noviembre, un año después de abandonar Bolivia tras la crisis política por presunto fraude en las elecciones de octubre de 2019.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar