Policiales

ABSOLVIERON A UNA MUJER ACUSADA DE ASESINAR A SU PAREJA

Ángela Beatriz Saravia, de 35 años, estaba acusada de homicidio calificado agravado por la relación de pareja preexistente. La defensa había pedido su absolución por aplicación de la legítima defensa.

Los jueces de la Sala VII del Tribunal de Juicio de Salta ordenaron este miércoles el cese inmediato de las medidas restrictivas impuestas a Saravia por el Juzgado de Garantías 1.

Durante los alegatos, el fiscal Ramiro Ramos Ossorio había solicitado una pena de nueve años y el revocamiento de la prisión domiciliaria que la acusada venía cumpliendo. La defensa técnica de la acusada había pedido su absolución por aplicación de la legítima defensa.

La audiencia de debate estuvo a cargo de los jueces de la Sala VII del Tribunal de Juicio, María Livia Carabajal (presidente), Paola Marocco y Francisco Mascarello (vocales).

Durante el juicio una asistente social del Equipo Interdisciplinario de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas expuso sobre el relevamiento vecinal que realizó en la zona donde la pareja convivía.

Los vecinos confirmaron que la pareja consumía alcohol, que existían discusiones que se hacían notorias pero que nunca escucharon ni presenciaron hechos de violencia entre ellos ni observaron a la acusada con lesiones.

Un amigo y un hermano de la víctima coincidieron en que ambos eran “bravos” y señalaron que nunca presenciaron un hecho de violencia o vieron lesionada a Saravia.

Saravia relató su versión de lo ocurrido el 17 de diciembre de 2018 en el domicilio de Samuel Quevedo al 2600 de la ciudad de Salta y sostuvo que en circunstancias en que mantenía una pelea con su pareja Luis Leonardo López, de 28 años, a quien caracterizó como violento y consumidor de alcohol y sustancias prohibidas, tomó un cuchillo de casa y lo lesionó en la zona torácica en forma accidental.

Dijo que, al darse cuenta de la herida, tomó a su hija y salió a buscar ayuda y que López le solicitó que dijera que el había sido víctima de “un grupo de changos” y que no contara la verdad. Al momento de responder preguntas, el fiscal penal Ramiro Ramos Ossorio indagó sobre los hechos de violencia que refería con su pareja e insistió en las contradicciones en las que incurrió sobre lo sucedido.

Durante la investigación dio cinco versiones distintas de lo que había sucedido aquella noche en el domicilio que compartían. Sus relatos eran inconsistentes y en todos ellos buscó inculpar a una persona adicta de la que no podía aportar ningún dato fidedigno.

Testigos incluso señalaron que la mujer contó que, por una diferencia con la víctima, le pegó con una masa en la cabeza y lo apuñaló. Y uno de ellos encontró las prendas de vestir de López en su terreno con manchas sanguinolentas y en estado de putrefacción.

Durante el juicio Beatriz reconoció haber herido de muerte a López, pero alegó ser víctima de violencia de género e incluso sostuvo que la víctima le propuso que mienta sobre el crimen para que no vaya presa.

Josué Díaz Cueto, abogado de Saravia, dijo a los medios: “Que el tribunal se termine inclinando por el beneficio de la duda es justamente acerca de la legítima defensa, la lesión que le provoca la muerte no ha sido discutida por nosotros”.

“Constituye un hito en la justicia salteña, en una provincia signada por la violencia y por la marginalidad, tenemos uno de los índices más altos de femicidios”, destacó.

Recordó, además, que Beatriz había realizado tres denuncias contra López por violencia de género, había una orden perimetral y de consigna policial.

“Betty tiene tres hijos que quedan bajo su tutela, está en libertad y tiene la oportunidad de rehacer su vida”, cerró.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar