Policiales

UN NENE DE 10 AÑOS SE ENCUENTRA EN ESTADO CRÍTICO TRAS RECIBIR UN DISPARO POR ACCIDENTE DE SU HERMANO DE 12

Lautaro se encuentra internado “en estado crítico” en el Hospital Pediátrico de la capital de Córdoba. Uno de los disparos le perforó un pulmón.

Un nene de 10 años recibió un disparo accidental de arma de fuego manipulada por su hermano de 12, mientras jugaban con el revólver, en una casa del barrio Villa Urquiza, en la ciudad de Córdoba. Según revelaron sus familiares, la tragedia tuvo lugar el miércoles al mediodía, cuando los chicos encontraron la pistola en un armario de la casa.

“Estaban los dos hermanos en el domicilio, Lautaro y Brian, y uno de ellos encontró un arma adentro de un mueble, tengo entendido, en el cual Lauti le dispara primero a Brian y ahí él le quita el arma y le tira a su hermano”, relató Juan Pablo Moreno, tío de los dos nenes, en diálogo con los medios. Y aclaró: “La encontraron ocasionalmente, estaban jugando y pasó esto. Estamos todos consternados”.

Lautaro fue trasladado inmediatamente por su familia al Instituto Modelo de Cardiología, donde recibió las primeras atenciones médicas. Luego, dada su gravedad, fue derivado al Hospital Pediátrico de la capital provincial.

“Está en estado muy crítico, ingresó en situación de shock por una lesión por arma de fuego que ingresó al nivel del hombro derecho y atravesó el pulmón”, contó en la noche del miércoles la la Directora de Hospital Pediátrico María Cecilia Angulo Bocco, en diálogo con la misma emisora.

La autoridad del centro de salud provincial explicó que una parte de la bala quedó alojada al lado de la columna vertebral pero, por fortuna, no la llegó a tocar. Un dato que les llamó la atención a los médicos fue que en uno de los estudios de diagnóstico por imágenes que le hicieron se evidenció una bala dentro de abdomen, alojada en el intestino. Según publicó El Doce, el papá del chico herido le habría informado a la institución que el martes su hijo “se tragó un balín de aire comprimido”.

La tragedia tuvo lugar a las 12.45, en una vivienda de la calle Juan de Morales 445. El disparo alertó al padre de los nenes, de 48 años, que se encontraba trabajando en el patio de la casa y al entrar encontró herido a Lautaro, según informaron fuentes policiales.

El chico baleado tuvo que ser operado, alrededor de las 20. “Está con un estado de gravedad importante, está intubado, con respirador y sedado. Las primeras 48 horas son cruciales”, advirtió la directora del hospital.

“Estuve desde un primer momento, cuando nos enteramos fuimos al Instituto Modelo de Cardiología que está a una cuadra de nuestra casa. Vinimos atrás de la ambulancia cuando lo trasladaron hacia acá. Lamentablemente el arma estaba cargada y al alcance de los niños, y pasó esto, accidentalmente”, se lamentó el tío del nene.

En relación al nene que efectuó el disparo, contó que “estaba muy asustado y lloraba mucho”.

La mamá de Lautaro habló con los medios en la mañana del jueves e informó: “Está con respirador, dormido, sedado pero pasó bastante bien la noche”.

“No sé cómo sacaron un arma y jugando (el otro nene) disparó y la bala impactó en el hombro de Lautaro y perforó un pulmón”, detalló. La mujer contó que no tiene “mucha relación” con el padre de su hijo y qué no sabía de dónde sacaron la pistola.

Las primeras versiones aseguraban que el papá de los menores habría declarado ante la Policía que la pistola calibre 22 no le pertenecía y que desconocía de dónde la habían sacado sus hijos. Sin embargo, el tío de los nenes reveló que estaba dentro de un mueble de la casa en la que vivía el hombre. La investigación de la causa quedó a cargo de la Unidad Judicial 22.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar