Salud

CORONAVIRUS | LA VACUNA RUSA SE DESTINARÁ PRIMERO A LOS GRUPOS DE RIESGO Y AL PERSONAL MÉDICO

Las fuerzas de seguridad también tendrán prioridad. Así lo confirmaron las funcionarias del Gobierno que viajaron a Moscú para avanzar en la compra.

La aplicación de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus será gratuita y se establecerá como prioridad las personas que integran los grupos de riesgo, el personal sanitario y las fuerzas de seguridad.

Así lo aseguraron este martes la viceministra de Salud Carla Vizzotti y la asesora presidencial Cecilia Nicolini. El país estaría en condiciones de recibir unas 25 millones de vacunas entre diciembre y enero de 2021.

“Toda la población argentina va a poder acceder de manera gratuita a esta vacuna”, explicó este martes Nicolini en diálogo con El Destape. Cada antídoto tiene un valor de USD19,90 que el Gobierno absorberá en su totalidad.

Las autoridades ya trabajan en el mapa de vacunación y establecieron prioridades. «La distribución va a ser equitativa, con una visión federal para que todo el mundo pueda acceder en tiempo y en forma. Y se va a comenzar por los grupos de riesgo, al personal sanitario y a las fuerzas de seguridad”, explicó Nicolini en diálogo con los medios.

La vacuna debe aplicarse en dos dosis, con un intervalo mínimo de 21 días. “El ofrecimiento que tenemos es para adquirir 25 millones de vacunas, es decir, 50 millones de dosis”, aclaró Nicolini.

Vizzotti negó que exista un negocio o un interés geopolítico detrás de la elección de la vacuna rusa contra el coronavirus. “Acá no hay nada oscuro ni poco transparente. Rusia es una potencia mundial, tiene un desarrollo científico impresionante”, indicó.

En este sentido, señaló que el antídoto se somete a las mismas pruebas de seguridad que el resto de las vacunas que se estudian en el mundo. “Se está realizando los mismos protocolos que todas las demás. No estamos haciendo nada distinto de lo que hubiéramos hecho con el resto. Sabemos que hay incertidumbre porque no tenemos fase 3 finalizada de ninguna vacuna, pero nosotros estamos seguros de que vamos a construir confianza y vamos a llegar mejor preparados para su aplicación. Estamos ante una situación inédita que genera mucho estrés”, agregó.

Ambas integrantes del Gobierno coincidieron en señalar que pese a este acercamiento con las autoridades del gobierno de Vladimir Putin continúan las conversaciones con los representantes de las otras vacunas, como la que estudia Pfizer y AstraZeneca.

La funcionaria confirmó que el contrato con Rusia se firmaría a riesgo, es decir, que solo se concretará en caso de que el antídoto demuestre efectividad contra el virus y que pase la prueba de fase 3 para confirmar que es de segura aplicación.

“Todos los países del mundo están haciendo contratos a riesgo con todos los laboratorios. Los laboratorios también están invirtiendo a riesgo. Es una situación inédita a nivel mundial”, advirtió en diálogo con los medios.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar