Nacionales

EL SENADO SANCIONÓ LA LEY QUE DECLARA DE «INTERÉS PÚBLICO» A LA VACUNA CONTRA EL CORONAVIRUS

El proyecto fue aprobado por 56 votos a favor y 12 en contra tras un debate de casi tres horas. La oposición decidió abstenerse en algunos artículos.

Con 56 votos a favor y 12 en contra, el Senado convirtió en ley el proyecto que declara de interés público la investigación, desarrollo, fabricación y adquisición de la vacuna contra el nuevo coronavirus.

La normativa recibió críticas de parte de algunos senadores de la oposición que votaron por la negativa o decidieron abstenerse tras objetar artículos que calificaron de “flexibles” hacia los laboratorios. El Frente de Todos por su parte, apoyó sin fisuras la medida que ya contaba con media sanción de la Cámara de Diputados.

La ley faculta al Gobierno a incluir en los contratos para la compra de vacunas cláusulas de prórroga de jurisdicción a favor de los tribunales arbitrales y judiciales extranjeros pero en ningún caso podrá extenderse o comprender a terceros residentes en Argentina.

Durante el debate, que se extendió por casi tres horas, el diputado del Frente de Todos y vicepresidente de la Comisión de Salud, José Neder, indicó que la normativa establece “condiciones para la compra de vacunas generando normativas necesarias” que permitan “obtenerlas con mayor celeridad para solucionar el problema de inmunidad” de la Argentina.

Además, explicó que la iniciativa “contiene requisitos excepcionales para flexibilizar el marco legal” y aseguró que es una “herramienta necesaria en razón de la emergencia” que está atravesando el país.

Es ley el proyecto que declara de interés público la vacuna contra la Covid-19

Por su parte, el titular de la comisión de Salud del Senado, el radical Mario Fiad (Juntos por el Cambio), consideró que la iniciativa contiene artículos “que generan muchas dudas e incertidumbres”. “Estamos ante un proyecto que consagra excepciones y que seguramente no lo admitiríamos en otras situaciones que no fueran las de la pandemia”, destacó.

En la misma línea se expresó su compañera de bloque, la senadora María Belén Tapia: “¿Por qué solicitan tantas excepciones, licencias y blindajes respecto de estas vacunas? ¿Tendrá que ver con el aspecto más relevante de todos que es el de la seguridad, el de la inocuidad para las personas que las reciban?”, cuestionó.

A su turno, la senadora del PRO, Laura Rodríguez Machado, aseguró que el proyecto “establece cláusulas confidenciales” y agregó: “No vamos a votar aquello que no pueda ser conocido por la sociedad argentina cuando compramos las vacunas”.

En tanto, la senadora oficialista Ana Almirón, indicó que el Gobierno “de ninguna manera” va a comprar “una vacuna que no esté aprobada por la ANMAT y el Ministerio de Salud”. “Lo que estamos otorgando es una autorización para que el Ejecutivo pueda negociar con los diferentes laboratorios”, sumó.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar