Política

SERGIO BERNI ADMITIÓ QUE ESTA EN CARRERA POR LA PRESIDENCIA

Sergio Berni, ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, dialogó con los medios y admitió que tiene aspiraciones presidenciales para las próximas elecciones.

“Nosotros tenemos la obligación de prepararnos para ser candidatos, es parte de nuestra obligación, no es algo de querer o no. Como soldado tengo que prepararme para estar en el campo y asumir la conducción cuando el que conduce cae en combate. La política es lo mismo», dijo.

Al ser consultado sobre las discrepancias que se generaron dentro del partido en varias ocasiones, Berni indicó que sólo se trata de “visiones distintas”.

“Hace 32 años que milito en el mismo espacio y con la misma fuerza. Tuvimos algunos puntos en contradicción y contrapunto con algunos compañeros que integran nuestro espacio. A veces tenemos visiones distintas y eso no significa que uno tenga que dar un portazo e irme. Las diferencias se dan adentro y es la única forma que un espacio siga creciendo”, señaló.

Al ser consultado sobre las opiniones divergentes que fueron surgiendo alrededor de las usurpaciones que se están dando en varios puntos del país, Berni dejó en claro que se trata de “un delito”.

«Muchas veces tenemos miradas distintas pero, en este caso, no hay que hacer interpretación de nada», afirmó.

También anticipó que el próximo lunes se ejecutará la orden de desalojo para la toma de tierras que se está realizando en Guernica y a donde intervendrá su fuerza policial.

“La función del ministro de Seguridad tiene una dicotomía cuando actuamos como auxiliares de la Justicia y tenemos la obligación de cumplir una orden judicial. El ministro no hace más que pensar lo que piensa el gobernador. La orden será ejecutada el lunes porque tuvimos 10 días de lluvia y los caminos están abnegados. Si no es el viernes, será el lunes pero no tengan dudas que la orden se va a llevar adelante porque es lo que debemos hacer. Es nuestra obligación”, argumentó.

Berni destacó la gestión que se está realizando en la provincia de Buenos Aires y señaló que “todo el gabinete piensa y actúa” de forma conjunta.

«Cuando todos están convencidos de que están haciendo bien las cosas, ponen al Gobierno en una situación más ventajosa. Eso es lo que transitamos en Buenos Aires, la provincia que más ha sufrido el castigo de la desindustrialización”, explicó.

Y sostuvo que lo que se debe hacer es trabajar con soluciones a “problemas estructurales” como es la falta de una vivienda digna.

“Hay que trabajar para poder generar políticas que den posibilidades de acceso a una vivienda digna. Eso no significa que un derecho debe ser avasallado por los derechos de los demás. Estamos trabajando desde el Gobierno para dar una solución al problema estructural y garantizarles a los bonaerenses que el derecho a la propiedad es insoslayable”, expresó.

El ministro de Seguridad también se refirió a las críticas que recibió por parte de Juan Grabois y admitió que ambos “defienden intereses contrapuestos”.

“Lo conozco de hace varios años por defender intereses contrapuestos. No soy amigo, no tengo una relación. Lo que diga Grabois está en su derecho de hacerlo porque no es funcionario del Gobierno y tiene el derecho a expresarse. Sin embargo, el Estado tiene que ser el que ponga limites, cordura y que garantice la ley. En un estado de derecho, lo que diga y haga él no nos tiene que preocupar siempre que nuestros derechos estén garantizados», comentó.

Berni se refirió también a la necesidad de profesionalización de las fuerzas policiales para evitar que se generen situaciones de gatillo fácil como las que se sucedieron en Córdoba con los asesinatos de los jóvenes Valentino Blas Correas y Joaquín Paredes.

“Eso se evita con la profesionalización. Cuando un policía sabe lo que hace, tiene la capacidad de decidir de manera automática para resolver la situación. Para eso se entrena permanentemente. La provincia de Buenos Aires promedia los 10 tiros en estos últimos años. Todos están preocupados porque con eso ningún policía puede tener buena puntería. Eso es desconocer de qué se trata la profesionalización», detalló.

Además, argumentó que se debe dar un ingreso más controlado a la fuerza y que, en los últimos años, se ve que hay más oficiales que ingresan y “no tienen pasión” por lo que hacen.

“Simplemente ingresaron como una tarea laboral y no todo el mundo está capacitado para portar el arma. Tiene que ver con hacer un ingreso selectivo a la hora de elegir personal. Este es un problema desde hace mucho. Este tipo de problemas estructurales requieren soluciones de fondo y no hay que tenerles miedo», expresó.

Finalmente, mencionó también las tareas que se vienen realizando desde su gestión como la compra de nuevos patrulleros, la pintura de las comisarías y hasta la implementación de más de 2 millones de horas cátedra para profesionalizar a la fuerza.

“Sabemos que ese es el camino que debemos seguir para darle continuidad a las políticas públicas a lo largo de los años. Eso le hace falta a la Argentina», indicó.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar