Nacionales

ALBERTO FERNÁNDEZ: «DEVALUAR ES MUY FÁCIL, PERO ES UNA MÁQUINA DE GENERAR POBREZA»

Alberto Fernández aseguró que su gobierno no acelerará la depreciación del peso y criticó a las minorías que presionan para deslizar el tipo de cambio.

En el marco de un acto público, junto a gobernadores y la ministra de Vivienda y Hábitat, María Eugenia Bielsa, el presidente Alberto Fernández volvió a asegurar que no devaluará el peso. “Devaluar es muy fácil, pero devaluar es una máquina de generar pobreza” sostuvo el mandatario.

“La verdad es que nosotros queremos que la Argentina crezca, se desarrolle, produzca y exporte. Así queremos conseguir los dólares. No queremos conseguir los dólares porque le pusimos el precio que algunos poderosos necesitan”, agregó.

Este lunes, el contado con liqui reflejó la tensión cambiaria mientras se espera que el ministro Martín Guzmán anuncie las nuevas medidas destinadas a calmar las expectativas de los inversores que tienen exceso de pesos y los canalizan a través de instrumentos financieros que ensanchan la brecha. El dólar libre -que escaló la semana anterior 17 pesos o 9,6%, a un récord de 195 pesos-, este hoy cede ocho pesos (-4,1%), a $187 para la venta.

Según el Gobierno, la presión constante sobre el tipo de cambio es generada por ese exceso de billetes. Sin embargo, los especialistas aseguran que también se debe la falta de confianza en algunas políticas oficiales que profundizan la brecha entre las distintas cotizaciones del dólar.

En el acto realizado en Ezeiza se entregaron viviendas sociales y se renovaron las críticas para los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal. Además de Fernández y Bielsa, participaron los gobernadores de Río Negro, Arabela Carreras; La Rioja, Ricardo Quintela; y Formosa, Gildo Insfrán; y el intendente de Florencio Varela, Andrés Watson.

“Vinimos para hacernos cargo de los problemas; muchos quieren desviarnos, dicen que tenemos que atender los problemas de algunas minorías”, señaló el jefe de Estado, que afirmó estar “orgulloso” de terminar la tarea inconclusa que comenzó Néstor Kirchner y continuó Cristina Kirchner.

Y agregó: “Es muy difícil explicarle al mundo que hubo 11 mil viviendas que dejaron de hacerse o no se entregaron por la misma razón que una gobernadora decidió no hacer más hospitales en la provincia de Buenos Aires”.

 

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar