Sociedad

UN ALUMNO FUE ECHADO DE UNA CLASE VIRTUAL POR NO TENER DATOS PARA ACTIVAR LA CÁMARA DEL CELULAR

Una clase virtual de Análisis Matemático de la carrera de Ingeniería de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), sede Resistencia, se viralizó en las redes y generó indignación luego de que una docente echara a un alumno que no podía encender su cámara porque no tenía buena señal.

El video, que fue compartido en Twitter por la usuaria Ariana Rey, muestra el momento en que el ayudante de cátedra Danilo Reynozo le dice a la profesora Claudia Durnbeck que “varios chicos desactivaron su cámara” y ella le responde con un terminante: “Sacalos”.

En ese momento, Brian Pereson intercede para pedir que no lo desconecten y explica que no puede encender la cámara porque no tiene “apoyo”, en referencia a la señal de Internet. “Profe, yo no puedo prender la cámara, no estoy en mi casa”, explica el estudiante.

El ayudante de cátedra interviene y le dice a la docente: “Recién activó y volvió a desactivarla”. Y el joven explica: “Sí, pero no tengo apoyo. No estoy en mi casa».

Durnbeck le responde: “Entonces no estés en la clase, tendrás un ausente. ¿Estás en la calle?”. Es en ese momento que el joven se logra conectar con la cámara y le muestra que está sentado en la calle. Finalmente, el alumno fue expulsado de la clase virtual.

La secuencia, que duró menos de dos minutos, generó indignación en las redes sociales, tanto de los alumnos de esta casa de estudios como del resto de los usuarios. Hace tan solo un mes, Brian había sido noticia por su historia de superación personal, en relación al gran esfuerzo que hizo como alumno rural para poder seguir cursando.

El 15 de septiembre pasado, el portal de noticias de UNNE, publicó una nota sobre este estudiante que se titulaba: “Con su padre levantó una antena para tener Internet en el campo y, desde un celular, regularizó todas las materias de Ingeniería”.

Este joven estudiante es ingresante de la carrera de Ingeniería Electromecánica en la mencionada universidad. A comienzos de este año, se había mudado a Corrientes junto a su hermana Florencia, que está terminando la carrera de Veterinaria en la misma casa de estudios. Pero, con la llegada de la pandemia de coronavirus y el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO), decidieron volver a la casa de su familia, en Lanteri, una pequeña localidad rural del noreste de Santa Fe.

El problema fue que en el campo no tenían buena señal de Internet y, con la obligatoriedad de actividades virtuales, Brian tuvo que buscar una solución que, según contaron desde UNNE medios, fue “desde extender una antena con su padre para recibir ‘algo’ de señal” en su vivienda rural, hasta “recorrer varios kilómetros hasta la cabecera del pueblo para descargar clases o realizar exámenes”.

«En casa teníamos una antena de cable para la televisión y la levantamos unos tramos, hasta unos veinte metros, para poder recibir señal, pero como eso no era suficiente, tuve también que ir a la casa de una tía, en el pueblo, para poder conectarme, porque la antena no era segura”, explicó Pereson al Suplemento Universidad.

Este esfuerzo fue destacado por la institución académica, no solo por las ganas que demostró el alumno de seguir estudiando pese a las adversidades, sino también porque de ese modo logró regularizar todas las materias del primer cuatrimestre. Este año pudo cursar completas Análisis Matemático, Álgebra y Geometría, Sistemas de Representación Módulo 1 y Fundamentos de Ingeniería, de las cuales promocionó dos.

“No era ésta mi idea de universidad, pero es la que nos toca y yo debo cumplir. Pese al sacrificio me estoy adaptando muy bien, aunque estoy ansioso por las clases presenciales porque sé que podré aprender y dar aún más en esa modalidad”, aseguró Pereson en la entrevista.

Luego de que el video en el que Claudia Durnbeck pide que saquen a Brian de la clase se viralizara en las redes sociales, la profesora de Análisis Matemático de la UNNE se filmó haciendo su descargo en las redes sociales.

Allí, explicó que en sus clases impuso la “exigencia” de que tanto ella como sus alumnos tengan las cámaras activadas. “Yo doy las clases en vivo”, remarcó.

Luego, señaló que el alumno fue retirado por su indicación por el auxiliar y amplió: “Este chico aparecía y desaparecía, en un momento apareció con mucha fritura (ruido) en el audio, le consulté cuál era el problema. La fritura era insoportable, entonces pedí que lo retiren, como con todos los alumnos que no están con las cámaras activadas”.

Durnbeck contó que al comienzo de cada clase le da 15 minutos a los alumnos para que enciendan las cámaras y, si no lo hacen, pide que los saquen.

“Una vez que terminé, hablé con la titular de la cátedra y fue ella la que me explicó cuál era la situación de este alumno y ofrecí darle la clase de vuelta, porque no tengo ningún problema. También están las clases grabadas en el aula”, concluyó la docente.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar