Policiales

ESTAFAS TELEFÓNICAS: LE ROBARON A UNA JUBILADA 60 MIL DOLARES Y 1 MILLÓN DE PESOS

Una mujer de 83 años le entregó los ahorros de toda su vida a un hombre que se hizo pasar por empleado de un banco y le dijo que su sobrina lo había enviado para cambiarle los billetes por otros con una supuesta nueva numeración. Ella cayó en la trampa: lo esperó en la puerta de su edificio en el barrio porteño de Belgrano y le entregó en mano un sobre con 60 mil dólares y un millón de pesos.

El indignante engaño que se conoció en las últimas horas ocurrió el jueves pasado a plena luz del día en Mendoza al 3100. De acuerdo al relato de la víctima, todo empezó cuando respondió un llamado telefónico en su domicilio y la voz de un hombre del otro lado le manifestó que era compañero de trabajo de su sobrina y que pasaría a buscar por su casa el dinero que tenía guardado para evitar que saliera de circulación.

La anciana no entendió del todo los motivos por los cuales era necesario hacer el cambio de billetes pero sí la urgencia de hacerlo, por lo que sin dudar de la versión del desconocido cuando un rato después este le tocó el timbre, bajó con sus ahorros a recibirlo.

“Era un hombre bien vestido, con barbijo, presentable”, describió en diálogo con TN Antonella, la sobrina de la víctima. Hasta un beso le dio el estafador a la mujer como si la conociera de toda la vida aunque era la primera vez que se veían y tomó el dinero que ella le ofrecía. También fue la última vez que se vieron.

El detalle que le pasó desapercibido al delincuente fue la cámara de vigilancia ubicada en la puerta del edificio, que registró toda la secuencia y ahora es una evidencia con la que cuentan los investigadores para identificarlo.

“Lamentablemente no sospechamos de nadie”, afirmó la joven, que también comentó la odisea que tuvo que sortear para lograr hacer la denuncia del hecho. “Nos decían que no había sistema en la comisaría”, señaló. Recién pudo radicarla la cuarta vez que se presentó con los videos, mientras que el sospechoso sigue impune en la calle.

El mismo jueves por la noche, varias horas después de que el sujeto se fuera con su dinero, un llamado casual de su sobrina dejó al descubierto la mentira y, casi una semana después, no puede todavía salir del shock. “Ella está destruida, no para de llorar”, aseguró Antonella. Su tía, sostuvo, trabajó desde los 17 años y la suma que se llevaron era lo que había ahorrado durante toda una vida de esfuerzo. “Tiene miedo de todo ahora”, se lamentó.

Ante el relato de la anciana, los policías dieron intervención al personal de la Fiscalía Nacional, Criminal y Correccional 13, a cargo de Marcelo Roma.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar