Nacionales

EL GOBIERNO DECRETÓ DUELO NACIONAL POR EL POLICÍA ASESINADO EN PALERMO

Juan Pablo Roldán murió tras ser atacado con un cuchillo. La bandera permanecerá izada a media asta en los edificios públicos.

El Gobierno decretó duelo nacional por el asesinato del Inspector de la Policía Federal Juan Pablo Roldán, que murió el lunes por la tarde a metros del Museo de Arte Latinoamericano (Malba) en Palermo después de ser atacado a puñaladas por Rodrigo Facundo Roza, que lo hirió a la altura del corazón. La Bandera Nacional permanecerá izada a media asta en los edificios públicos, en homenaje al efectivo.

El decreto 778/2020 publicado en el Boletín Oficial declara duelo nacional al afirmar que “resulta un deber del Gobierno nacional honrar la memoria del Inspector Juan Pablo Roldán, con motivo de su lamentable fallecimiento en cumplimiento de su deber como integrante de las Fuerzas de Seguridad”. Está firmado por el presidente Alberto Fernández, la ministra de Seguridad Sabina Frederic y el jefe de Gabinete Santiago Cafiero.

El texto manifiesta que el Gobierno “entiende el importante rol que con formidable vocación de servicio cumplen las mujeres y hombres que forman parte de las Fuerzas de Seguridad, llegando a poner en riesgo sus propias vidas en pos de la protección de los ciudadanas y ciudadanos argentinos y de todos y todas las personas que deciden habitar el suelo argentino, trabajando diariamente para la construcción de una sociedad con más justicia”.

Frederic destacó el rol y la vocación de servicio de Roldán y le envió sus condolencias a la familia del policía asesinado. La funcionaria publicó en Twitter: “Mis más sentidas condolencias a los seres queridos y camaradas de la Policía Federal del inspector Juan Pablo Roldán en este duro momento. Destacamos su entrega y compromiso para cuidarnos”.

El asesinato se produjo el lunes por la tarde en el cruce de Figueroa Alcorta y San Martín de Tours, a plena luz del día y a metros del Malba. Roldán tenía 33 años y fue atacado por Roza, de 51, que le provocó cuatro heridas de arma blanca, confirmó el titular del SAME Alberto Crescenti.

El policía tenía colocado el chaleco antibalas y el agresor lo atacó en una de las ranuras debajo de la axila izquierda, a la altura del corazón. Le provocó una hemorragia interna que le generó la muerte. Testigos aseguraron que previo al ataque Roza hacía gestos como hablando con Dios. En un momento se acercó la Policía y él sacó un cuchillo y gritó: “¿A quién me llevó primero?”.

Ante esta situación el agente disparó al suelo para intentar disuadirlo. Sin embargo, el agresor se abalanzó sobre él y lo apuñaló. El policía fue trasladado de urgencia a la clínica Mater Dei, donde murió. Mientras que el agresor fue derivado al hospital Fernández, donde llegó con heridas de bala en el abdomen y en la pierna derecha. Murió horas después de su internación.

Minutos antes del incidente, Roza había amenazado a policías que custodiaban la puerta del establecimiento del Cuerpo de la Policía Montada, ubicado en las cercanías de la escena del crimen.

 

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar