Nacionales

EL GOBIERNO PRORROGÓ LA PROHIBICIÓN DE DESPIDO SIN CAUSAS HASTA EL 30 DE NOVIEMBRE

La medida se extiende para “mantener el ingreso y el empleo de la población”. El desempleo alcanzó en el segundo trimestre del año una cifra de 13,1%, récord en los últimos 15 años.

El Gobierno prorrogó por decreto este miércoles la prohibición de despidos sin causa por 60 días. La medida se había adoptado para intentar cuidar el empleo durante la pandemia de coronavirus y esta es la segunda vez que se extiende su plazo de vigencia. Pese a las medidas adoptadas, el desempleo se disparó al 13,1% durante los meses más estrictos de la cuarentena y alcanzó la mayor cifra de los últimos 15 años.

La extensión de la prohibición de efectuar despidos sin justa causa, y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor que se decretó en mayo, vencía el 30 de septiembre y por eso el Gobierno venía evaluando en las últimas semanas una nueva prórroga, que finalmente se decidió este miércoles. El nuevo decreto será publicado este jueves en el Boletín Oficial.

Según se explicó en el decreto anterior, la decisión busca “mantener el ingreso y el empleo de la población”, y por ese motivo no sólo prohíbe los despidos sin causa sino que también impide efectuar suspensiones con las mismas causales.

No obstante, muchos sectores -como el metalúrgico y el de comercio- firmaron acuerdos entre los gremios y el sector empresario para aplicar suspensiones en empresas afectadas por la falta de actividad durante la pandemia y esas decisiones no están alcanzadas por la prohibición decretada por el Gobierno nacional.

También, los retiros voluntarios quedan exceptuados y, por eso, muchas empresas están apelando a esos instrumentos para enfrentar la caída de ventas y de producción en medio de un complejo escenario económico.

Excepto esos casos, en todos los otros “los despidos o suspensiones que se dispongan en violación a lo dispuesto en el decreto no producirán efecto alguno”, y se mantendrán vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones actuales, de acuerdo con las resoluciones adoptadas hasta ahora.

Según el último informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la producción de las pymes industriales cayó un 10,8% en agosto frente a igual mes del año pasado. Y si bien la actividad viene mostrando mejoras respecto del desplome del 53,1%, registrado en abril, aún no logra recuperar los números prepandemia.

En julio, último dato disponible, la industria continuó trabajando por debajo del 60% de su capacidad, pese a la fuerte recuperación que registró ese mes, cuando siguieron habilitándose actividades manufactureras en el contexto de la pandemia de coronavirus, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Las cifras dan muestra del fuerte impacto que tuvo y sigue teniendo la pandemia en el sector productivo y sus consecuencias en el empleo. En el segundo trimestre del año, el desempleo aumentó al 13,1% y respecto del primer trimestre -dato que solo incluía los primeros diez días de las medidas de aislamiento social-, el incremento del índice fue de 2,7 puntos porcentuales, informó el Indec.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar