Salud

UN CAMIONERO SUFRIÓ UN PREINFARTO EN SAN LUIS Y NO LO QUISIERON INTERNAR

Martín Samia sufrió un preinfarto en San Luis, pero no lo quisieron internar. Fue trasladado en un vehículo a Mendoza y le negaron la atención.

La odisea de Martín Samia, de 43 años, comenzó el pasado domingo por la tarde cuando comenzó a sentir dolores en el pecho y falta de aire en la localidad de Balde, San Luis, a pocos kilómetros de Mendoza.

El camionero —que tenía como destino Buenos Aires— alcanzó a detener el vehículo y se desvaneció sin alcanzar a bajar. Otros conductores que transitaban por la zona se dieron cuenta de la situación y llamaron a una ambulancia que llegó una hora y media después.

Samia fue trasladado a un hospital de San Luis donde los profesionales médicos le diagnosticaron un preinfarto. Sin embargo, se negaron a dejarlo internado por los protocolos vigentes de Covid-19.

Sergio Ollivencia, miembro de la comisión directiva de la Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza y dueño de la empresa donde trabaja Samia, brindó detalles de la situación.

“Simplemente me dijeron que esa persona no podía estar allí, lo sacaron del hospital, lo llevaron en una ambulancia y lo dejaron en Desaguadero sentado en una silla”, explicó

La situación se tornó más complicada cuando Samia no podía ingresar a Mendoza por cuestiones de protocolo. “Y nosotros que esperábamos a tres metros de allí con una camioneta para llevarlo al hospital en Mendoza, no nos permitían ingresar”, agregó Olivencia.

Funcionarios de la Asociación Los Andes dijeron que debían esperar hasta mañana para resolver el trámite administrativo. Ante esa situación, Olivencia llamó al Jefe de la Policía de Mendoza Roberto Munives y se les permitió ingresar a Mendoza.

Pero la odisea de Samia aún no terminaba. Fue trasladado en un vehículo hasta el hospital Santa Isabel de Hungría, perteneciente a la obra social de su rubro, pero no lo quisieron atender porque no se trataba de una emergencia.

Tras la negativa intentaron exponer la situación en la comisaría novena de Guaymallén, Mendoza, pero no les tomaron declaración porque según el fiscal no se estaba incumpliendo con ningún “protocolo”.

Finalmente este lunes a la 15:25 el hombre fue ingresado a un hospital donde le practicaron los estudios correspondientes. Desde la asociación denuncia que estos meses de pandemia los transportistas han vivido una “enorme falta de humanidad”.

 

 

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar