Policiales

CASO FERNANDO BAEZ SOSA: UN AUDIO DE WHATSAPP COMPLICA MÁS A MÁXIMO THOMSEN

Nuevas pruebas sobre el ataque a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell complicarían cada vez más la situación procesal de Máximo Thomsen. En las últimas horas, se conoció un audio de un grupo que tenían los rugbiers con otros amigos en donde uno, puntualmente, hablaba acerca del ataque a Fernando.

Los abogados que representan a los papás de Fernando, María Graciela Osorio y Silvino Báez, pidieron distintas medidas de prueba a la fiscalía. Insisten con la identificación fehaciente de “Pipo”, un joven que en distintos momentos aparece junto a los imputados, en una selfie con parte del grupo y en videos, “en el que festejan haber cometido el crimen” y luego ingresando a Mc Donalds.

Este jueves y viernes, la fiscal Verónica Zamboni tomará declaración testimonial, vía videollamada, a quienes en el grupo de WhatsApp los peritos de la Policía Federal identificaron como “Juani Neme”, “Aldi Cairmer”, “Alejo Arce” y “Dory”, novia de Juan Pedro Guarino, uno de los imputados.

Clarín reveló que “Juani Neme” en un audio complica a Thomsen, a quienes sus amigos apodaban “Machu”. “Estaban en Le Brique y un chabón, no sé si el que murió o uno del grupo, se le hizo el lindo a Chano Pertossi, no sé si lo conocés”, comenzó el audio.

Y añadió: “Se pegaron ahí, lo sacaron del boliche y los sacaron a los pibes. Como estaba Gendarmería ahí, no hicieron nada. Cuando se fue Gendarmería se empezaron a cagar a palos de nuevo y me dijeron que Enzo (Comelli) lo tiró al piso al chabón y Machu le pegó no sé cuántas patadas en la cabeza y que la última lo mató“.

La próxima semana, declararán “José Gordo” y “Santi M”, quienes surgieron de un chat con Blas Cinalli, otro imputado por el crimen de Fernando.

Los rugbiers detenidos en Melchor Romero están imputados como coautores del delito de “homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”, ya se incorporaron los resultados de las pericias de ADN y scopométricas.

La última, que se llevó adelante para identificar cuál había sido la zapatilla con la que golpearon ferozmente en la cabeza a Fernando frente al boliche Le Brique, en la Avenida 3 de Villa Gesell, arrojó un resultado contundente a mediados de julio.

El cotejo de ADN había determinado el hallazgo de sangre de Báez Sosa en la camisa de Benicelli, mezclada con sangre suya. Incluso, se encontraron rastros genéticos de Cinalli en un dedo meñique de la víctima. Estos resultados los obtuvo el Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forenses de Junín.

El objetivo es obtener mayor nitidez de cada una de las filmaciones para luego solicitar “la ampliación fílmica con el objeto de poder visualizar con mayor claridad la totalidad de las personas que se observan en las imágenes así como las prendas de vestir utilizadas en ese momento”.

La fiscal Zamboni está en condiciones de pedir la elevación a juicio. Aunque el Código Procesal de la Provincia de Buenos Aires le da un máximo de diez meses, que se cumplirán el 18 de noviembre.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar