Deportes

«EL QUE LO QUIERA A MESSI DEBERÁ PAGAR 700 MILLONES DE EUROS»

LO ANUNCIO SU PRESIDENTE, QUIEREN RETENER A LA "PULGA"

La reunión de urgencia entre la Pulga y Koeman avivó los rumores de salida del argentino, que si así lo quisiera tendría que negociar con el club.El descargo de Josep Maria Bartomeu, tras el escándalo en Barcelona: “Nos  defenderemos donde haga falta” - Infobae

Lionel Messi cortó sus vacaciones en los Pirineos de Cataluña tras un llamado del presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu. El objetivo: una reunión de urgencia con Ronald Koeman. El flamante técnico le expondrá a la Pulga su proyecto de equipo, del que ya dio algunos indicios en entrevistas del pasado, y el astro argentino planteará sus inquietudes… ¿y también su voluntad de cambiar de aire?El comunicado del Barcelona

En las últimas horas varios medios españoles insistieron en que Messi quiere pegar el portazo tras la catástrofe ante Bayern Munich. No sería el único. Su compañero Gerard Piqué lo dijo apenas terminado el partido en Lisboa: “Me ofrezco a irme si es necesario”. Pero con la Pulga es distinto. Su contrato, que vence en 2021, tenía una cláusula de salida gratuita al final de cada temporada, según informó Cadena SER, pero la letra chica planteaba una obligación para el jugador: que avisara antes de fines de mayo, algo que no ocurrió. En aquel momento, el fútbol estaba parado por el coronavirus, el Barça marchaba como líder de la Liga y tenía los cuartos de la Champions League ante Napoli encaminados tras el 1-1 en Italia.ÚLTIMA HORA! - Messi comunica al Barcelona que quiere irse inmediatamente

Esta “cláusula de lealtad” entre Messi y Barcelona no es algo nuevo en el conjunto catalán, que les había dado la misma posibilidad a otros históricos como Xavi Hernández y Carles Puyol. Era, además, una obligación para la dirigencia, que estaba condicionada a armar equipos competitivos para mantener motivado a su jugador estrella. Cumplido el plazo para la salida gratuita, quedó la otra cláusula: la económica. Al momento de la última renovación, en 2017, el monto pasó de 250 millones de euros a 700 millones. Impagable, incluso para los nuevos ricos del fútbol mundial. Y más si se tienen en cuenta las condiciones del Fair Play financiero de la UEFA, que obliga a todos los clubes a tener cuentas equilibradas entre ingresos y egresos. Manchester City, uno de los posibles destinos de Messi, fue sancionado en febrero por no respetar este Reglamento de Licencias de Clubes y del Juego Limpio Financiero. Primero le prohibieron participar de competencias europeas, aunque recurrió al TAS y solo quedó en una multa de 10 millones de euros. Si Messi decidiera irse del Barcelona, solo le quedaría la opción de sentarse y negociar con la dirigencia. Y por ahora Bartomeu no parece dispuesto a dejarlo salir: “Sigue siendo el mejor del mundo, el número uno y lo tenemos nosotros. Siempre diseñamos proyectos para que crezca y en el nuevo proyecto será igual».

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar