InternacionalesPoliciales

ATARON A SU HIJA DE 8 AÑOS COMO CASTIGO POR HACERSE PIS Y MURIÓ

Ocurrió en Estados Unidos, donde los acusados castigaron a la menor como castigo por mojar el colchón. Los efectivos policiales encontraron a la víctima "extremadamente delgada y con hematomas".

Un padre y una madrastra fueron acusados de asesinar a su hija de ocho años por haberse hecho pis en la cama en Elk River, Minnesota, Estados Unidos. El hombre ató a su la menor como castigo por mojar el colchón y murió.

Brett Hallow, de 30, y Sarah Hallow, de 28, están acusados de homicidio en segundo grado y homicidio en primer grado por la muerte de Autumn Hallow. Según los cargos, a las 3:45 p.m del jueves, la policía respondió a un llamado donde advertían que una menor fue encontrada parcialmente sumergido en la bañera.

Al presentarse en la vivienda, encontraron a Sarah intentando hacer compresiones en el pecho a la niña, en uno de los dormitorios. La policía intentó revivir a Autumn, pero fue declarada como muerta en la misma casa.

Por las características de su cuerpo, los oficiales identificaron que la víctima había estado muerta por algún tiempo. Observaron que era «extremadamente frágil y delgada» y tenía marcas en forma de alfiler en la frente, así como pérdida parcial del cabello y hematomas, dicen los cargos.

Sarah le dijo a los oficiales que Autumn «se iba a dar una ducha» y cuando fue a verla 40 minutos más tarde la encontró «boca abajo en pulgadas de agua en la bañera». Ella y Brett llevaron la al dormitorio y llamaron al 911.

Contradiciendo el relato de la pareja, los oficiales notaron que no había agua, pero había heces en la parte trasera de la bañera. El suelo de la bañera parecía haber sido limpiado recientemente. Los técnicos de la escena del crimen de la Oficina de Aprehensión Criminal de Minnesota determinaron que había sangre en varios puntos del baño, principalmente en la ducha.

El médico forense del Medio Oeste dictaminó que la muerte de Autumn fue un homicidio y determinó que murió de lesiones por asfixia y un traumatismo contundente. «El médico forense describió la delgada apariencia de la víctima como ‘marcadamente caquéctica’ con escaso tejido graso, musculatura atrófica, tiroides atrófica y pérdida de cabello marcada», dicen los cargos.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar