Salud

CORONAVIRUS: INVENTARON UN TEST QUE SE HACE CON ENJUAGUE BUCAL

"Es adecuado para la detección masiva, así como en aeropuertos, en residencias de ancianos, e incluso en las casas", explicó un científico israelí.

Un nuevo método para detectar la presencia del COVID-19 está siendo probado por científicos israelíes, el cual se realiza a través de gárgaras y esputo en cientos de pacientes, e informaron que hasta ahora está demostrando ser un 95% precisa. La máquina alimentada por USB del tamaño de un cenicero, tarda sólo un segundo en realizar un análisis ligero del enjuague bucal de los pacientes.

El Centro Médico Sheba, el más grande de Israel, está a la mitad de una prueba de 400 personas, y los investigadores dicen que si los niveles de precisión continúan con esta exactitud, esperan que esté disponible internacionalmente para finales de año, según informó la Agencia Judía de Noticias.

El equipo de innovación, formado por Sheba y la empresa de imágenes Newsight, dice que la tecnología tiene el potencial de reemplazar las pruebas de PCR, que incluyen un desagradable proceso de hisopado y requieren un largo análisis de laboratorio, como el principal método de detección utilizado en todo el mundo. Se cree que las pruebas de PCR tienen una precisión de alrededor del 80%.

Los métodos actuales de detección

Las pruebas de PCR aceleradas, el método actual más rápido, no está ampliamente disponible y con un tiempo de respuesta de 15 minutos en el mejor de los casos, tiene un costo financiero elevado y un menor nivel de precisión.

“Este sistema es muy rápido, barato y parece fiable”, dijo al Times de Israel el profesor Eli Schwartz, jefe del ensayo y del Centro de Medicina Geográfica de Sheba. “Es adecuado para la detección masiva, así como para la detección en aeropuertos, en residencias de ancianos, e incluso en las casas”, explicó.

“La idea es reemplazar mayormente las pruebas de PCR, especialmente en los lugares donde se necesitan pruebas masivas”, agregó Schwartz. Además, señaló que el sistema dará resultados positivos-negativos muy precisos, y la prueba de PCR sólo será necesaria si los resultados son dudosos, o si los profesionales médicos necesitan información detallada sobre la carga viral, que su prueba no proporcionará.

El sistema requiere que los pacientes se enjuaguen con 10 mililitros de un enjuague bucal especial, y luego escupan en un tubo. La muestra se coloca en una máquina que la analiza, e informa si coincide con el perfil de una muestra infectada con Covid-19.

¿Cuándo estará y cuánto costará?

“Esperamos que para finales de este año el sistema esté disponible comercialmente para todos, y antes de eso esperamos que se utilice en grandes pilotos, incluso en aeropuertos”, manifestó.

El tubo y el enjuague bucal especialmente formulado que se dan a los pacientes costarán 25 centavos. Los desarrolladores dicen que esperan que una vez que las máquinas estén en producción masiva, estarán disponibles a partir de 200 dólares.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar