Salud

LA ANMAT DESACONSEJÓ INGERIR PRODUCTO QUE CONTENGAN DIÓXIDO DE CLORO

El organismo destacó que su consumo puede causar irritación en esófago y estómago y derivar en intoxicación severa.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) advirtió, a través de la página oficial del Ministerio de Salud de la Nación, sobre el uso de dióxido de cloro (CDS) como tratamiento médico.

“Debido a la circulación de información en redes sociales y medios digitales relacionados a la utilización de dióxido de cloro para el tratamiento de COVID-19 u otras enfermedades, se recuerda que el producto mencionado no cuenta con estudios que demuestren su eficacia y no posee autorización alguna por parte de este organismo para su comercialización y uso”, expresó la entidad nacional.

Sobre el dióxido de cloro (CDS)

Según un informe publicado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se trata de un compuesto químico, un gas de color amarillo o amarillo-rojizo que comúnmente se emplea como blanqueador en la fabricación de papel. También en plantas públicas de tratamiento de agua y en el proceso de descontaminación de construcciones.

Al entrar en contacto con el agua, el compuesto genera una reacción denominada iones clorito. Tanto el dióxido de cloro como los iones clorito son especies químicas altamente reactivas, por lo cual, cuentan con capacidad de eliminar bacterias y otros microorganismos en medios acuosos.

Efectos adversos

La ingesta de dióxido de cloro repercute rápidamente en los tejidos humanos: puede causar irritación en la boca, el esófago y estómagodolor abdominalnáuseasvómitosdiarrea e intoxicaciones severas. Otras complicaciones pueden incluir graves trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales. La disminución de la presión arterial puede dar lugar a síntomas graves como fallas respiratorias debido a la modificación de la capacidad de la sangre para transportar oxígeno.

Además, su inhalación puede generar diversas complicaciones respiratorias: bronquitis crónica, broncoespasmos, neumonitis química y edema pulmonar o de glotis (cúmulo de líquido en las cuerdas vocales).

Para preservar la salud de la población, la ANMAT advierte no consumir productos que contengan dióxido de cloro o sustancias relacionadas (clorito de sodio, hipoclorito de sodio, lavandina) ya que no hay evidencia científica sobre su eficacia y la ingesta o inhalación de estos productos podría ocasionar graves inconvenientes.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar