Nacionales

CORRIENTES DA MARCHA ATRÁS Y SUSPENDE LAS REUNIONES SOCIALES

El gobierno de Corrientes dio marcha atrás en su desplante al Gobierno nacional. El Ejecutivo provincial había adelantado que no iba a acatar el decreto de necesidad y urgencia firmado por Alberto Fernández que suspende por 15 días los encuentros sociales para evitar la propagación del coronavirus. Veinticuatro horas después, decidieron alinearse con las medidas del Presidente.

«En este momento las reuniones familiares y sociales que estaban habilitadas en la capital de Corrientes, están prohibidas. Es decir que el Gobierno de esta provincia dio marcha atrás con la decisión», informó el periodista Hernán Álvarez desde Corrientes en diálogo con Nuestra tarde (TN).

Asimismo agregó: «El gobernador Gustavo Valdés había planteado un conflicto frente al DNU de Alberto Fernández y había dicho que en Corrientes se iba a seguir en fase 5 de cuarentena, con reuniones de hasta diez personas. Pero hoy dijo que no puede oponerse al decreto».

El cambio de postura del mandatario generó desconcierto entre los correntinos: «Hubo una gran confusión porque la gente pregunta qué va a pasar, y los intendentes deben salir a explicar en sus localidades que no se pueden hacer durante 15 días las reuniones familiares que estaban permitidas», detalló Álvarez.

En la capital de Corrientes se registraron hasta el momento 200 casos positivos de COVID-19, de los cuales 79 aún están activos.

El lunes el secretario general del Gobierno de Corrientes, Carlos Vignolo, había indicado en declaraciones a radio Sudamericana: «Nosotros estamos bien, en una situación sanitaria buena, sin circulación viral comunitaria, así que no hay razones para suspender las encuentros sociales y familiares».

Además el funcionario aclaró: «Nunca estuvieron permitidas las fiestas. Solo reuniones familiares, con amigos y hasta un máximo de 10 personas. No nos podemos relajar. Hay que controlarnos».

También señaló que la interpretación del DNU permite a la Provincia mantener su actual status, sin cambio alguno. «La misma norma nacional deja a salvo algunas excepciones, entre las que Corrientes funda la decisión de no prohibir las reuniones sociales», concluyó.

Más allá de esa postura, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, había advertido que «el origen de los brotes de coronavirus casi siempre son reuniones sociales» y por eso defendió la suspensión de los encuentros a nivel país durante 15 días.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar