Internacionales

BOLIVIA DECRETA EL «ESTADO DE CALAMIDAD»

El Gobierno interino de Bolivia decretó este lunes (27.07.2020) el estado de calamidad pública en todo el país, lo que le permite disponer de más recursos para enfrentar la pandemia del coronavirus.

«Se declara Calamidad Pública en todo el territorio del Estado Plurinacional de Bolivia para la atención de las necesidades impostergables de carácter económico ocasionadas por los efectos negativos del coronavirus», señala el artículo principal del decreto publicado en La Gaceta.

La disposición, según el rotativo del Estado, fue aprobada el viernes por el gabinete de la presidenta derechista Jeanine Áñez, quien recibió el alta médica tras recuperarse de un cuadro asintomático de coronavirus. La norma no precisa montos ni fuentes del financiamiento, pero la Constitución permite a la presidenta «decretar pagos no autorizados por la ley del presupuesto, únicamente para atender necesidades impostergables derivadas de calamidades públicas».

La calamidad pública fue decretada mientras los poderes Ejecutivo y Legislativo están enfrentados porque el Movimiento al Socialismo (MAS) del expresidente izquierdista Evo Morales (2006-2019) -que tiene la mayoría parlamentaria- se niega a aprobar un crédito por 327 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Áñez había urgido la semana pasada al Congreso a aprobar el crédito del FMI para pagar un bono de 500 bolivianos (unos 72 dólares) a unas tres millones de personas afectadas por la cuarentena en vigor desde marzo. La presidenta del Senado, Eva Copa, del MAS, respondió a Áñez que los legisladores no van «a actuar bajo presión ni chantaje».

El Órgano Ejecutivo apela a una maniobra jurídica para no dar viabilidad a publicación de Ley que regula los estados de excepción que fue aprobada y sancionada; además, carece de legitimación activa para promover un control previo de constitucionalidad porque no son proyectistas.

En tanto, este lunes fracasó un encuentro entre el Ejecutivo y el Congreso para analizar el crédito del FMI, convocado por el Ministerio de la Presidencia. De su lado, la oposición pidió un informe al Gobierno sobre el destino de 1.350 millones de dólares que «recibió en más de seis créditos y ocho donaciones de entidades nacionales e internacionales» para enfrentar la pandemia, según la diputada del MAS Betty Yañiquez.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar