Sociedad

TIENE 5 AÑOS Y DEFENDIÓ A SU MAMÁ DE UNOS LADRONES

Un nene de cinco años defendió a las trompadas a su mamá de un delincuente que la atacó para robarle el celular. El episodio ocurrió en Córdoba y quedó registrado por las cámaras de seguridad. La mujer contó que el chico reaccionó de esa forma porque es el tercer robo que presencia y aseguró: «Mi hijo entiende lo que hizo».

Analía, la víctima del robo, contó que el domingo al mediodía salió de su casa rumbo a la de una vecina. Solo llevaba una torta y el celular dentro de la campera.

«Cuando estaba esperando a que me abrieran la reja apareció un sujeto de atrás. Me dijo que le diera el celular porque si no me iba a pegar un tiro», relató la mujer que, al ver que el atacante no tenía un arma, se resistió al robo.

Alertado por los gritos, el esposo de la víctima corrió a ayudarla. «No pudo alcanzar al hombre que me estaba atacando porque se tropezó y cayó. Estamos cansados de querer hacer justicia por mano propia, pero no nos queda otra», expresó Analía.

El violento robo quedó registrado por las cámaras de seguridad de la vecina. Al ver las imágenes, todos quedaron sorprendidos con la reacción que tuvo el hijo de la víctima: el nene, de cinco años, atacó a trompadas al ladrón para defender a su mamá. «Nunca pensé que mi hijo me iba a defender de esa manera, creí que iba a estar llorando en un rincón», manifestó Analía. «No todos los chicos reaccionan así, pero él lo hizo porque es el tercer robo que me pasa con él», explicó.

Conmovida y aún asustada, la mamá contó que, tiempo atrás y después de un delito similar, el nene le pidió: «Mamá, no caminemos por esta vereda porque un día vino el chico malo y te sacó la cartera». Además, indicó que el nene ya le adelantó que la próxima vez no va a pedir auxilio, sino que la va a proteger nuevamente. «¿Cómo le cambiás esa mentalidad a un niño de cinco años si quienes tienen que defenderte no están?», cuestionó la mujer.

Por ahora, el chico no recibe un tratamiento psicológico. «Está bien, cuenta lo que pasó con naturalidad y no lloró. Entiende bien lo que hizo. Si más adelante sigue con una actitud distante o rara, va a tener que ser tratado, pero por ahora no», concluyó la mujer.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar