Cocina

CÓMO HACER TALLARINES DE ESPINACA CASEROS

Me encanta comer pasta. Me gusta en todas sus modalidades y formas. Con salsa y sin ella, con carne o verduras, etc. Pero si tuviera que resaltar una receta por encima de todas las otras, me quedo con los tallarines de espinacas caseros que me cocina mi madre. Está muy buenos y, ahora que los cocino yo, son rápidos y sencillos.

Ingredientes:

  • 600 g de harina de trigo común.
  • 4 huevos.
  • 250 g de espinaca hervida y escurrida.
  • una pizca de sal.
  • ¼ vaso de aceite.
  • agua tibia, cantidad necesaria (1/2 vaso aprox.)

 

Lo primero que haremos será colocar la harina en forma de corona sobre la mesa o en un bol grande. En el centro de la corona de harina, vertemos la espinaca licuada con tres huevos.

Después hay que añadir el aceite, la sal, el huevo restante y mezclar todos los ingredientes con las manos.
Incorporar poco a poco el agua tibia y continuar mezclando hasta que se integren los ingredientes formando una masa lisa, suave y de color verde.

A continuación, hay que envolver la masa con film o taparla con repasador para dejarla descansar durante una hora.

Con la ayuda de la pastalinda o del rodillo, estiraremos finamente la masa para cortar los tallarines.

Trabajaremos con la masa enharinada constantemente.

Si se emplea el rodillo como en esta receta, estirar finamente trozos de masa, haremos rollitos y con la ayuda de un cuchillo los cortaremos en rodajas del ancho deseado para formar los fideos.

Seguidamente, desenrollaremos con cuidado los rollitos formando los fideos. Colocaremos los fideos tallarines bien esparcidos en bandejas grandes o en la mesa y enharinarlos muy bien.

Hay que dejar descansar los fideos una hora mientras se pone a hervir, en una cacerola grande, suficiente agua con sal y unas gotitas de aceite para evitar que se peguen durante la cocción.

Ahora hay que hervir los tallarines de espinaca hasta que estén al dente. Una vez estén, retiramos los tallarines del fuego, los colaremos en un cola pasta y los enjuagaremos con abundante agua hirviendo.

Finalmente hay que servir los tallarines de espinacas caseros acompañados de una rica salsa y espolvoreados con queso rallado.

¡Deliciosos!

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar