Cocina

TE ENSEÑAMOS A PREPARAR GRISINES DE OREGANO Y QUESO

Los grisines son de los pocos platos que sirven tanto como acompañamiento a la cena o almuerzo, así como también de tentempié entre comidas. Estos “palitos de queso”, como se suelen conocer popularmente, también cuentan con una gran variedad de recetas para generar distintos sabores. A continuación, les dejamos un método perfecto para una canasta de estos “palitos” de orégano y queso.

Primero, vale la pena mencionar los ingredientes necesarios para esta receta: 250 gramos de harina para todo uso, una cucharadita de levadura seca, un ajo picado fino, 60 gramos de queso parmesano rallado, dos cucharaditas de orégano seco, una cucharadita de sal, una pizca de azúcar, una cucharada de aceite de oliva y más aceite de oliva virgen para cubrir la masa.

El primer paso involucra tamizar la harina, ya sea con un tamizador o un colador. Luego, se llena un bowl con 160 mililitros de agua y se le añade un poco de azúcar y la levadura. Una vez que se tiene la mezcla, se la deja reposar 10 minutos para luego agregar el aceite de oliva.

Con la harina tamizada, se le añade el queso parmesano, orégano y ajo rallado fino. Cuando la mezcla ya está hecha, se le suma la levadura ya rebosada y se remueve un poco para formar una masa homogénea. Luego se debe espolvorear un poco de harina en el plato sobre una superficie lisa.

Una vez espolvoreada, se amasa con un rodillo durante aproximadamente 4 minutos para formar una pelota. Paso siguiente, se pone la masa en un recipiente grande y se aplana con los dedos. Se debe cubrir toda la superficie con aceite de oliva virgen extra. Tras esto, se envuelve con film de plástico y se deja reposar en un lugar seco hasta que su tamaño se duplique, lo que equivale a una hora.

Al momento de espera, el horno debe precalentarse a 200 grados. Una vez que termine el tiempo, se vuelva la masa en una superficie lisa con un poco de harina. Una vez en la superficie, se corta a la mitad en un rectángulo de 20 x 15 centímetros, aproximadamente. Esto servirá para formar los grisines. Se repite el mismo proceso con la otra mitad y luego se colocan en el horno hasta que se doren (entre 15 y 20 minutos).

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar