Policiales

LUEGO DE DENUNCIAR 12 VECES A SU EX, LA CONDENARON POR IMPEDIRLE VER A SU HIJA

Melina Cruz es una mujer que denunció 12 veces a su expareja por violencia de género pero fue condenada por el Juzgado Correccional N°3 de la ciudad de La Plata a dos años de prisión por impedir la revinculación entre padre e hija.

La mujer de 30 años no irá presa, ya que en el mismo fallo la jueza María Victoria Labombarda ordenó que realice un tratamiento psicológico y psiquiátrico mientras dure el proceso de revinculación familiar entre Lucas Grippo, su exmarido, y su hija.

De acuerdo a la sentencia que fue difundida por diario El Día fue Cruz quien impidió que su hija pudiera vincularse con su papá a pesar de que así lo había establecido un tribunal de familia. En 2019, la mujer denunció que Grippo la interceptó en la calle y le cortó el cuello con una trincheta. Por ese ataque el hombre estuvo 59 días preso, tras lo cual fue liberado por falta de pruebas aunque seguía procesado en la causa.

La investigación dio un giro luego de unos meses cuando el Juzgado Correccional N°2 absolvió a Grippo y ordenó, en cambio, investigar a la denunciante y a un familiar que había declarado a su favor. Todo esto en medio de inconsistencias en las declaraciones de la mujer.

Ese juicio sigue pendiente, al igual que la investigación tras la denuncia de intento de femicidio. En la causa contra Cruz por impedir el contacto entre su hija y el padre fue clave la declaración de la perito de la Asesoría Pericial Verónica Silva Acevedo, quien sostuvo que la mujer es «capaz de manipular cualquier situación con tal de salir favorecida».

Acevedo señaló que Cruz era capaz de haberse «autolesionado para obstruir de ese modo la revinculación» de Grippo con la nena.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar