Policiales

DENUNCIÓ A SU EX POR VIOLACIÓN Y SECUESTRO, PERO TODO ERA MENTIRA

Una joven denunció a su ex pareja por violación y de haberla tenido cautiva junto al padre y tres hermanos, pero era todo una farsa. La madre de la chica apoyó sus dichos.

Una joven realizó una denuncia muy grave en la que acusó a su ex pareja, Alejandro Figueroa, de haberla tenido cautiva por casi tres años, además lo denunció por violación, y de haberla maltratado durante todo ese tiempo. La chica declaró que su ex novio la golpeaba por placer y la violaba mientras la tenía “secuestrada” en casa de los padres de él, “atada con cadenas”.

En su denuncia agregó que tanto la madre, como padre y tres de los hermanos del joven conocían la situación y permitían que la golpeara, incluso en varias ocasiones los hombres integrantes de la familia llegaron a violarla todos juntos.

Ante las graves declaraciones, el juez Benedicto Correa y la fiscal Claudia Salica ordenaron toda clase de pruebas tras la denuncia que fue realizada el 16 de agosto del año pasado. De esta manera, pidieron informes a los hospitales y centros de salud donde dijo la chica haber estado internada o recurrió para curarse las heridas de esos ataques.

Además se pidieron registros a la Policía sobre posibles denuncias de la joven. Se citó a los testigos que ella mencionó. Y del análisis de toda la prueba, incluidos los contradictorios testimonios de su parte, de su madre y uno de sus hermanos.

Ante todas estas investigaciones, el juez Correa concluyó que la denunciante Tania Tejada de 24 años y su madre Rosa Araya de 60, mintieron. Por esta razón ordenó archivar la causa, y hora las mujeres serán investigadas por falsa denuncia.

Entre algunas pruebas que corroboraron, en el hospital Rawson donde la joven dijo haber estado internada un día por lesiones, revelaron que había ido en otro momento y por otros motivos: consulta al ginecólogo y por sus problemas de hipoacusia.

Por parte de la Comisaría de la Mujer informaron que el 28 de septiembre de 2018, se abstuvo de denunciar al padre de su hija y facilitó un número de teléfono. Esa prueba fue clave porque se suponía que en esa fecha estaba en cautiverio y sin teléfono.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar