Internacionales

TRUMP AMENAZA CON MILITARIZAR ESTADOS UNIDOS

El presidente yanqui advirtió que podría sacar el ejercito para combatir el "terrorismo nacional" ante las protestas por la muerte de George Floyd.

Las sutilezas para pacificar a la población no son el fuerte de Donald Trump, quien este lunes anunció que movilizará “todos los recursos civiles y militares para terminar con los saqueos y disturbios” producidos tras el crimen de George Floyd, a manos de la policía de Minneapolis.

Además, aseguró que las protestas son “terrorismo nacional”. Por su parte, el policía echado de la fuerzas tras matar al afroamericano fue trasladado a una cárcel de máxima seguridad. En medio del clima de extrema tensión que vive Estados Unidos, el presidente anunció este lunes que desplegará las fuerzas armadas para contener los disturbios.

“Estoy movilizando todos los recursos federales disponibles, civiles y militares, para detener los disturbios y saqueos, para detener la destrucción y los incendios provocados. Y para proteger los derechos de los estadounidenses que respetan la ley”, afirmó. En el mismo sentido, instó a los gobernadores a “desplegar a la Guardia Nacional para tomar las calles” y así “detener los disturbios, los saqueos, el vandalismo, los asaltos y la destrucción sin sentido de la propiedad”.

Sin embargo, en caso de que rechacen su propuesta, advirtió: “Si una ciudad o estado se niega a tomar las medidas necesarias… entonces desplegaré el ejército de los Estados Unidos”. Idéntico tono amenazante usó el jefe de la Casa Blanca para afirmar que el país “está siendo atacado por anarquistas profesionales”, por lo que aseguró que “no son protestas pacíficas, esto es terrorismo nacional”.

Poco antes, Trump ya había enviado un mensaje a los gobernadores. “Este es un movimiento. Si no le ponen fin, va a empeorar más y más. El único momento en el que triunfa es cuando ustedes son débiles y la mayoría de ustedes son débiles”, les dijo y agregó: “Tienen que arrestar a la gente, tienen que juzgar a la gente, tienen que meterlos en la cárcel durante diez años y nunca verán este tipo de cosas de nuevo”.

Durante su discurso en la Casa Blanca, el presidente aseguró que su gobierno está “comprometido” con que se haga justicia por Floyd: “Prometo llevar justicia a la familia de George Floyd, pero no podemos permitir que los manifestantes pacíficos sean desplazados por turbas. Como presidente lucharé por mantener a salvo y proteger a los norteamericanos”.

Luego de los anuncios, el magnate caminó hacia la Iglesia Episcopal de San Juan, frente al palacio presidencial, que resultó dañada durante las manifestaciones por el asesinato de Floyd. Al llegar, rodeado de una fuerte custodia, tomó una Biblia y afirmó: “Vamos a salir muy fuertes de esta situación”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar