Nacionales

LA IGLESIA CONFIRMA SU RENUNCIA A LOS APORTES DEL ESTADO

La Conferencia Episcopal Argentina ratificó la renuncia de la Iglesia Católica Argentina a los aportes que recibe del Estado. Para ello, avanzará en un esquema de ingeniería financiera con un sistema que buscará reemplazar los aportes con donaciones de los fieles a través de una página web nacional.

“Vamos a implementar una página nacional de donaciones, en la cual la persona que ingresa va a poder elegir donar la Iglesia Argentina, a su diócesis en particular o a alguna parroquia de su preferencia”, explicó a Cadena 3 Monseñor Guillermo Caribe, de la Comisión Episcopal de sostenimiento de la Iglesia Argentina.

“Incluso, buscaremos que se puedan hacer donaciones de manera electrónica, a través de los celulares o durante las misas”, añadió.

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) encargó una encuesta sobre su imagen con el objetivo de acercarse a sus fieles, mejorar su comunicación e incrementar el nivel de donaciones a través de medios tecnológicos, que, entre sus principales conclusiones, reflejó la demanda de una Iglesia «más abierta, inclusiva y tolerante».

Además, anunció que se profundizará la creación de equipos dedicados a la recaudación de fondos «para mostrar cómo se usa el dinero de las donaciones, para llevar transparencia», y que se impulsará la creación de herramientas para posibilitar las donaciones online.

«La Iglesia está en los barrios, en los centros de recuperación de adictos, entre los enfermos terminales, en las cárceles, en el mundo de la discapacidad. Esta presencia no está sometida a trampas ideológicas y es una tarea de caridad permanente», dijo, por su parte, monseñor Oscar Ojea, presidente del Episcopado.

La encuesta fue presentada por parte de la consultora Voices por Constanza Cilley, se realizó con 2790 casos online y 28 focus group presenciales. Arrojó como conclusión que los roles de la Iglesia deberían ser «predicar y evangelizar, educar y guiar, brindar contención espiritual y emocional, y brindar ayuda material».

En este sentido, el 35% consideró que la Iglesia «no necesita dinero» y, al ser consultados sobre las fuentes de financiamiento de la Iglesia, el 44% mencionó al Estado, el 27% a los fieles y el 12% al Vaticano.

Asimismo, ante la pregunta de cuál debería ser el método de financiarse de la Iglesia, los entrevistados dijeron que «el Vaticano» (59%), los «fieles» (42%) y el Estado (17%).

Ante la consulta de por qué donaría dinero a la Iglesia Católica, un 43% de los encuestados dijo que lo haría para «ayudar a los más necesitados», y un 28% para «colaborar con el mantenimiento de las Iglesias».

Como contracara, entre los motivos para no donar a la Iglesia, se ubicó la «desconfianza», con un 25% de respuestas, la falta de dinero (15%) y por considerar que el Vaticano debería aportar esos fondos (13%).

Artículos Relacionados

Botón volver arriba