Nacionales

MEDIA SANCIÓN PARA EL RECORTE A LAS JUBILACIONES CON PRIVILEGIOS

El Frente de Todos logró este jueves aprobar en la Cámara de Diputados el proyecto de ley que disminuye los «privilegios» de los regímenes especiales de jubilaciones de jueces, fiscales y diplomáticos, con una dosis de zozobra y escándalo al inicio de la sesión por el quórum.

Con 128 votos afirmativos y dos abstenciones (de los diputados del Frente de Izquierda), la iniciativa impulsada por el Gobierno fue aprobada después de tres horas de debate y girada al Senado, donde será tratada una vez que se inicie el período de sesiones ordinarias.

La sesión corrió peligro y su inicio se demoró, porque el oficialismo no lograba reunir el quórum reglamentario: Juntos por el Cambio ya había anticipado que no aportaría al quórum luego de que fuera rechazado su pedido para incluir una «cláusula transitoria», que garantizara que los jueces en edad jubilatoria pudieran acceder a los beneficios del sistema actual.

Una vez que el Frente de Todos reunió 129 diputados, lo justo para el quórum, Juntos por el Cambio bajó al recinto pero se retiró un rato después, tras denunciar que la sesión era inválida porque el oficialismo había alcanzado el número con la presencia de Daniel Scioli, designado embajador en Brasil.

El ex gobernador bonaerense aclaró que recién tomará posesión de su cargo el 3 de marzo y Massa explicó que, pese a que el nombramiento de Scioli ya fue aprobado por el Senado, la renuncia a la banca no se da hasta tanto «no es aceptada» por la Cámara, pero la oposición ya había empezado a retirarse del recinto.

«Se ha producido una absoluta anormalidad. Disfrácenla como quieran. De la noche a la mañana, porque les faltaba uno, lo sentaron en la Cámara», acusó el jefe del interbloque Juntos por el Cambio, Mario Negri, al tiempo que amenazó con «judicializar» el caso.

En medio de gritos y murmullos de los opositores que iban abandonando sus bacas, Massa le dio curso al debate, que abrió con el presidente de la Comisión de Previsión Social, el oficialista Marcelo Pablo Casaretto, quien destacó que el proyecto del Gobierno se había «enriquecido» con las propuestas de diversos sectores.

Luego, consignó que el déficit de caja de las cuentas previsionales del sistema judicial asciende a los 8.296 millones de pesos y agregó: «En este momento, tenemos 17.622 (trabajadores) activos que hacen un aporte promedio de 32.609 pesos por mes. Y tenemos pasivos, beneficios entre jubilaciones y pensiones, que son 6.983, que tienen un haber promedio de 272.099 pesos».

Más tarde, señaló que hay jueces que perciben hasta 770.000 pesos por mes, en tanto que hay 2.265 jubilados de estos sectores que cobran por encima de 300.000 pesos, y remarcó: «Todos los argentinos están aportando al financiamiento de este sistema que tiene retribuciones altas».

El Federal votó dividido, ya que, si bien su presidente, Eduardo «Bali» Bucca, había resuelto no participar de la sesión al considerar que el oficialismo los había «excluido» del debate, los cuatro cordobeses que responden al gobernador Juan Schiaretti se rebelaron y votaron por la afirmativa, e idéntica postura siguió el bonaerense Alejandro «Topo» Rodríguez.

También votaron a favor los ocho diputados del interbloque Federal para el Desarrollo, que lidera José Luis Ramón, y la neuquina Alma Sapag.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar