InternacionalesPoliciales

LA VIOLÓ, MATÓ Y FUE AL FUNERAL CON UNA REMERA CON UNA FRASE DE «NI UNA MUJER MÁS»

El macabro episodio ocurrió en la ciudad de Tijuana, en México. El atacante, que armó un escándalo en la ceremonia fúnebre, fue detenido.

Autoridades mexicanas detuvieron al presunto asesino de Marbella Valdez Villareal, la estudiante de 20 años de la Universidad Autónoma de Baja California que apareció muerta el pasado 8 de febrero en un basurero de la colonia El Tecolote, en Tijuana.

El 14 de febrero, cuando la joven apareció muerta y con signos de haber sido violada y asfixiada, la familia organizó un velatorio para darle el último adiós, y el detenido acudió al velorio. Con un osito de peluche en mano, y una camiseta en la que se veía el rostro impreso de la joven y la inscripción “Ni una mujer más”, Juan «N» se presentó en el entierro de Marbella a bordo de una camioneta decorada con flores fúnebres.

Juan, de 35 años, fue siempre el señalado por los investigadores. La familia también desconfiaba de él ya que sabían que hostigaba y acosaba a Marbella desde el momento en que la vio por primera vez en la estación de servicio donde ella trabajaba.

“Él estuvo con nosotros en el velorio”, dijo en declaraciones a Telemundo Joselyn Ruiz, prima de la víctima. “Estuvo en el sepelio. Se acercaba a verla, en la caja”, añadió.

El acusado no solo fue al sepelio, sino que se acercó al ataúd abierto de la estudiante, acarició la caja y dio el pésame a los familiares. Omar Martínez, fotógrafo de la agencia mexicana Cuartoscuro, lo inmortalizó en varias ocasiones durante el sepelio.

«Vistiendo una camiseta con la leyenda que exigía ‘Ni una más’ el presunto asesino de Marbella se presentó en su funeral, incluso se acercó a darle el último adiós con el féretro abierto. En su rostro no mostró ningún tipo de remordimiento”, escribió el fotógrafo, que compartió las imágenes en Twitter después de que las autoridades anunciaran la detención del acusado.

Según explicó la prima de la víctima , cuando Juan «N» se acercó a ella en el entierro, pudo ver que tenía rasguños en el cuello; de acuerdo a la Fiscalía, antes de morir, la estudiante arañó a su agresor para defenderse, y el ADN que encontraron bajo sus uñas durante la autopsia coincide con el del acusado, informó Ocio Latino.

“Es el ADN de las uñas, el ADN de flujos, de semen (…) En la audiencia se expusieron estas pruebas y son reales, donde se demuestra específicamente que él fue la persona que la secuestró y que la asesinó», explicó Joselyn al referirse a las pruebas irrefutables que había encontrado la Fiscalía.

Es un cinismo, una falta de respeto, porque si él realmente fue, no puedo creer que él haya estado viendo el dolor por el que estábamos atravesando todos…. y todavía estar ahí y dándonos el pésame”, añadió Joselyn Ruiz en entrevista con Telemundo.

La autopsia del cuerpo de Marbella, que apareció atado de pies y manos, concluyó que la estudiante murió por estrangulamiento. Fue su hermana quien identificó el cuerpo en la morgue.

de acuerdo con los datos recabados por la investigación, Juan «N» se hacía pasar por agente del área de Servicios Periciales, aunque allí sólo trabajó como pasante, ya que nunca logró laborar como miembro activo.

La autopsia del cuerpo de Marbella, que apareció atado de pies y manos, concluyó que la estudiante murió por estrangulamiento. Fue su hermana quien identificó el cuerpo en la morgue.

de acuerdo co. los datos recabados por la investigación, Juan «N» se hacía pasar por agente del área de Servicios Periciales, aunque allí sólo trabajó como pasante, ya que nunca logró laborar como miembro activo.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar