Policiales

PAGÓ DURANTE CUATRO AÑOS PARA VIOLAR A UNA NENA

La madre de la menor era una persona con adicciones y entregaba a su hija a cambio de dinero.

Un empresario de 50 años que estaba detenido desde diciembre de 2018 fue condenado en las últimas horas a 18 años de prisión a través de un fallo unánime del Tribunal Oral de Menores N° 3 porteño. La víctima, que fue abusada por él desde los 7 hasta los 11 años, era entregada por su propia madre a cambio de dinero.

Después de mantenerse varios meses prófugo, Kurt Gwerder fue detenido a fines del año pasado en San Andés de Giles y llegó a juicio imputado por “abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal, explotación infantil y corrupción de menores”.

Los hechos ocurrieron entre febrero de 2015 y enero de 2016 en las oficinas que Gwerder tenía en el barrio de San Telmo y en una quinta en zona norte. El empresario conoció entonces a una joven que se encontraba en situación de vulnerabilidad y era adicta a las drogas y le ofreció comida y dinero a cambio de violar a su hija. La nena tenía solo siete años cuando llegaron a ese acuerdo.

En el mismo juicio fue condenada también a tres años de prisión en suspenso, tareas comunitarias y tratamiento psicológico una joven que tenía 17 años cuando ocurrieron los hechos y que fue encontrada culpable como partícipe secundaria del abuso sexual.

A tal conclusión llegó la Justicia después de escuchar la declaración de vecinos de los barrios de San Telmo y Almagro. Todos ellos señalaron que la adolescente, amiga de la madre de la víctima, fue el medio por el que Gwerder llegó a ella. Años atrás, se supo, ella misma había sido abusada por el ahora condenado.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar