Salud

LOS DEPORTISTAS Y LA ALIMENTACIÓN QUE REQUIEREN

Para quienes tienen un desgaste físico de alto rendimiento es indispensable cumplir una dieta alimentaria personalizada que sea rica en energía, proteínas, nutrientes y agua.

Para los deportistas de alto rendimiento es fundamental poder realizar entrenamientos intensos, de doble turno o de larga duración y con competiciones frecuentes, para así reducir al mínimo la posibilidad de sufrir lesiones y fatiga muscular y física.

Para ello, no alcanza con una buena genética ni talento, es indispensable seguir una alimentación planificada y personalizada con las cantidades adecuadas de energía, proteínas, micronutrientes y agua. Además, debe ser adaptada a su físico, gustos, hábitos y, especialmente, a los horarios de las prácticas y al momento de la temporada en la que se halle.

Cómo se alimenta Messi 

En los últimos años la nutrición adquirió un papel relevante en el mundo del fútbol. Si bien es cierto que los atletas requieren mayor aporte de nutrientes que una persona promedio, cada deporte tiene sus propias características. En el fútbol, por ejemplo, el trabajo físico es intermitente, esto significa que los jugadores detienen y arrancan la marcha constantemente, con intervalos de trote, pique y caminata. Así, la alimentación debe ser optimizada según el desgaste de cada jugador y su posición (un arquero no realiza el mismo trabajo que un defensor).

Giuliano Poser, doctor italiano especializado en nutrición en el deporte, comenzó a trabajar en la dieta de Lionel Messi tras el Mundial de 2014, en el que Argentina perdió la final frente a Alemania. Pose, quien trata con muchos deportistas y futbolistas argentinos, tiene su clínica en un pequeño pueblo italiano dentro de Venecia llamado Sacile, que cuenta con menos de 20.000 habitantes.

Messi llegó a su consultorio gracias a la recomendación de Martín Demichelis, compañero del seleccionado argentino. El plan nutricional para Lío se basó en ingerir mucha agua, aceite de oliva de calidad, frutas y verduras frescas (no contaminadas con pesticidas), frutos secos, semillas y cereales integrales.

El doctor explicó que no recomienda azúcar a los deportistas, ya que perjudica fuertemente a los músculos, ni tampoco harina refinada porque es difícil encontrar en la actualidad trigo sin contaminar. El médico reveló además, que tuvo que ajustar las cantidades de carne que consumía Messi, algo que le costó a “la pulga”.

El especialista afirma que debe comerse de forma moderada, pues es un alimento difícil de digerir para el organismo. Con la dieta especial de Poser, Messi bajó casi cuatro kilos, fortaleció músculos para evitar lesiones y se ve más fibroso.

Ginóbili mostró el camino

Tras algunas lesiones sufridas en el 2011, Emanuel Ginóbili decidió recurrir a su primo fisioterapeuta, Paulo Maccari, para readaptar su dieta a lo que su cuerpo necesitaba. La primera medida fue dejar de comer pastas, algo a lo que el bahiense no estaba acostumbrado.

“Toda mi vida hasta los 35 años comía pollo con pastas. Lo hacíamos todos. Hoy eso está cambiando. No es tan necesario o estricto el tema ese de que sin la pasta y los carbohidratos no vas tener la energía necesaria para jugar”, reconoció Manu en su momento.

El proceso continuó con la eliminación de cereales con gluten, harinas, lácteos y azúcar. Según Maccari, esta dieta tiene como estructura principal verduras, pescado, pollo, huevos de granja y una reducción de carnes rojas.

“La idea es que la comida sea biológica, con un porcentaje de grasas buenas muy alto. No de pan o cerdo, sino de palta, almendras, nueces, pescado, coco o huevo. Ese tipo de grasa es clave, da mucha energía”, indica.

Tras la experiencia de Manu, que a sus 39 años jugó en gran nivel en la NBA, el cuerpo técnico del seleccionado nacional sumó a Maccari a sus filas para el Mundial del 2012. El subcampeonato en el Mundial de China mostró que la fórmula funciona y el más claro ejemplo es el capitán Luis Scola, de 39 años y una de las figuras del equipo.

“Entrenamos en ayunas, de mañana, una sesión larga, al estilo la NBA o en Europa, entrenar un solo turno, de mañana. No hacemos doble turno porque si no el cuerpo no descansa, no sirve. Mover el cuerpo dos veces por día lo fatiga, lo cansa”, indicó recientemente Maccari. Y agrega: “No es problema entrenar en ayunas. De una práctica a otra tienen una comida y una cena abundantes, previas a consumir energía. Esa es la idea, por eso se come pocas veces”. Y aclaraEstas dietas sólo son para deportistas de alto rendimiento.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar