Internacionales

DEJÓ A SU HIJA ENCERRADA CON LA CALEFACCIÓN Y TERMINÓ MURIENDO

La pequeña tenía tan solo dos años y permaneció cinco horas en el vehículo.

El hecho ocurrió en las afueras de Torrance, en California. El pasado sábado a las 11 de la noche, una mujer venía con su hija, June, de dos años, hasta que decidió estacionar su auto para ir a un bar. Un amigo le había dicho de ir a tomar unos tragos y tras pensarlo tan solo unos segundos, decidió dejar a la pequeña encerrada en el vehículo con la calefacción encendida.

La niña permaneció aproximadamente unas cinco horas en el automóvil, con temperaturas elevadísimas, mientras la mujer se disponía a beber alcohol en un bar.

Cuando finalmente la mujer retornó al lugar donde estaba su hija, la encontró cubierta de vómitos y quemaduras. Se comunicó de inmediato con los paramédicos y mientras tanto la puso sobre el asfalto de la calle y vertió agua sobre ella, para tratar de enfriarla.

Los médicos decidieron trasladarla al hospital más cercano. Tenía quemaduras en su rostro, pecho y brazos. Tras varios intentos fallidos por revivirla, la pequeña falleció a los pocos minutos de internación de un paro cardíaco.

El fiscal que lleva a cabo la causa imputó a la madre de la pequeña por muerte accidental. En tanto y a la espera de su juicio, la mujer se encuentra bajo custodia policial. En su defensa, la mujer, que tiene otro hijo de nueve años, confesó que si bien había sido adicta a las drogas, se encontraba en rehabilitación.

Por su parte, la familia de la pequeña June organizó un breve funeral para la niña y allí expresaron todo su dolor.

“Nuestra familia está rota, solo necesitamos rezar, porque estamos realmente devastados”, expresó la madrina de la niña.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar