Policiales

GOLPEÓ Y VIOLÓ A SU HIJASTRA PERO ESTÁ LIBRE

La pena es de tres años con ejecución condicional. La víctima tiene 10 años.

Una sentencia judicial produjo un revuelo en la ciudad de Río Cuarto cuando el juez Emilio Andruet impuso una pena de tres años, con ejecución condicional, luego de comprobar que el padrastro de una niña de 10 años incurrió en el delito de lesiones leves, calificadas por violencia de género (reiteradas), y abuso sexual simple, agravado por la situación de convivencia preexistente.

El fallo, que será apelado por la Fiscalía, aplicó el mínimo de la pena previsto.

«Esto forma parte de la sensación de la sociedad con estos casos. Hace 10 años que soy juez de cámara y no es la primera vez que juzgo casos como estos. Se probó el hecho pero como juez debo ser imparcial y no tomar parte por una cuestión u otra más allá de que sea una tema sensible. Lo encontré culpable y lo condené. Para poner las sanciones, entendí que era un primario y que no tenía antecedentes ni otras cuestiones para valorar en contra. Él estuvo detenido ocho meses y entendí que era la pena justa», justificó ante Cadena 3 Andruet.

Al ser consultado sobre por qué aplico tres años como penas mínimas cuando el fiscal había solicitado seis, el juez explicó: «Hay una confusión en la sociedad de Río Cuarto. Los delitos por los que ha sido condenado este sujeto tienen como mínimo tres años y no seis».

Por otra parte, detalló que los informes del perito detectaron que las lesiones «eran leves». «El hecho es aberrante pero yo soy juez y debo ser imparcial. Debo manejarme con la prueba y con lo que hay en el expediente», agregó.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar