DestacadoPoliciales

«EL PEPO» FUE DADO DE ALTA Y TRASLADADO A UNA COMISARÍA

Rubén Darío Castiñeiras se encontraba en el Hospital de Dolores. El artista admitió haber bebido “sorbos” de alcohol antes del accidente que causó la muerte de dos integrantes de su banda.

El cantante de cumbia Rubén Darío «El Pepo» Castiñeiras, de 44 años, fue trasladado esta mañana por la Policía bonaerense desde el hospital de Dolores, donde estaba internado y detenido desde el accidente automovilístico en el que murieron dos personas, a la Estación de Policía Comunal de Chascomús.

El artista fue derivado desde el hospital de Dolores a la Estación de Policía Comunal Chascomús, a raíz del oficio judicial librado por el Juzgado de Garantías Nº2 de Dolores.

«El Pepo» fue alojado en la Estación de Policía Comunal Chascomús, en Avenida Lastra y Sarmiento.

En la madrugada del sábado 20 de julio, el cantante viajaba junto a la corista, Romina Cándias, el trompetista, Nicolás Carabajal, y el mánager de la banda, Ignacio Abosalhee, en una camioneta por la ruta provincial 63 cuando, por causas que aún se investigan, el vehículo volcó a la altura del kilómetro 8,500, en sentido hacia la costa atlántica.

Como consecuencia del vuelco, que ocurrió a las 2.15 de ese sábado, el mánager y el trompetista murieron y la corista y el cantante fueron trasladados al hospital.

El artista, que estaba internado por un cuadro de hipertensión, reconoció que tomó «algunos sorbos de alcohol» en la previa del vuelco.

«El Pepo» está acusado del delito de «doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas».

El fiscal general de Dolores, Diego Escoda, confirmó que el cantante manejaba en el momento del accidente y que iba tomando un «destornillador», un trago que contiene vodka, bebida de la cual hallaron una botella en la camioneta, aunque aún se desconoce el resultado de los análisis que se se hicieron tras el vuelco.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar