Internacionales

AL MENOS 52 MUERTOS EN UNA CARCEL DE BRASIL

Fuentes del servicio penitenciario informaron que 16 de las víctimas fueron decapitadas. Fue en Altamira, en el estado de Pará.

Al menos 52 reclusos murieron este lunes en un motín carcelario en la localidad de Altamira, en el estado brasileño de Pará (norte), informaron las autoridades locales, precisando que 16 de las víctimas fueron decapitadas.

«Fue un enfrentamiento entre bandas rivales. Dos guardiacárceles fueron tomados como rehenes, pero ya fueron liberados», dijo a la AFP un portavoz de la Superintendencia de Prisiones de Pará.

La rebelión empezó hacia las 07H00 locales (10H00 GMT) y concluyó antes del mediodía.

Darío Pignotti, de la Agencia ANSA, precisó a Cadena 3 que «dos guardiacárceles fueron liberados y -al parecer- ocurrió como consecuencia de que un grupo invadió otra área del reclusorio y allí comenzó la masacre».

Pignotti manifestó que «en esta región está uno de los pasos de narcotráfico que envía cocaína a Colombia».

A fines de mayo, 55 detenidos murieron en dos días de enfrentamientos en varias cárceles del estado de Amazonas, vecino de Pará.

Una ola de enfrentamientos sacudió el país a inicios de 2017, atribuidos a rivalidades entre bandas por el control de las rutas del tráfico de cocaína.

Brasil, con 727.000 detenidos, tiene la tercera mayor población carcelaria del mundo, por apenas 368.000 plazas.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar