Internacionales

SUBASTAN UN BUSTO DE TUTANKAMON PERO EGIPTO EXIGE SU REPATRIACIÓN

La casa de subastas Christie’s en Londres y las autoridades de El Cairo se mantienen en un fuerte enfrentamiento por la subasta de un busto de unos 3 mil años de antigüedad del faraón Tutankamón.

La casa de subastas de Londres planea vender el busto por un monto superior a los 5 millones de dólares. Desde el Gobierno egipcio se niegan a la venta del artículo ya que consideran que no posee los papeles necesarios para ser considerada una exportación legal.

Para los Ministerios de Antigüedades y de Exteriores de Egipto, el proceso de venta del busto de Tutankamón está “en contra de los acuerdos y tratados internacionales” ya que la casa de subastas Christie’s no mostró a su Gobierno ni los documentos ni la data de esta pieza que representa al gobernante de niño.

El embajador egipcio en Londres, Tareq Adel, destacó que Christie’s “insiste en celebrar la subasta a pesar de las oposiciones y observaciones legales”. El país africano solicitó en varias oportunidades que se aplace el evento para “precisar y asegurar la legitimidad de esta pieza”, ya que consideran que la misma fue robada del templo de Karnak en Luxor.

La escultura pertenece a un propietario anónimo, pero ante las dudas, en la página de Christie’s se indica que el artículo era propiedad del príncipe Wilhelm von Thurn and Taxis (que vivió de 1919 a 2004) en los años 60 y que la vendió en 1973 o 1974 a Josef Messina, propietario de la Galerie Kokorian & Co de Viena.

A pesar de las afirmaciones de la empresa, el hijo y la sobrina de Wilhelm, Viktor von Thurn und Taxis y Daria von Thurn und Taxis indicaron al medio Live Cience que Wilhelm “nunca fue el propietario de la escultura”.

De acuerdo con la Convención de 1970, los bienes culturales de la Unesco no pueden venderse. Para que ello suceda, fue necesario adoptar una serie de medidas para prohibir e impedir la importación, exportación y transferencia de propiedad ilícita. Según el estamento de la convención, cualquier objeto adquirido y sacado de un país sin un documento legal de exportación después de esa fecha se considera ilegal.

De este modo, cualquier pieza que haya salido de Egipto después de 1970 y que no cuente con un certificado de exportación se supone por defecto robada.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar