Policiales

A MEDIO AÑO DEL CRIMEN DE SEBASTIAN PUCA

La madre Maria Ayala pide justicia.

Pasaron casi seis meses del homicidio del joven Sebastián Puca  (31) de Pampa Blanca, él era un peón rural, un humilde trabajador que por un hecho de inseguridad, fue asesinado cruelmente por dos delincuentes en Monterrico, ya pasó un tiempo desde aquel trágico momento para su familia, por ello la madre salió a hablar con la prensa y manifestó su dolor.

La madre dijo que “tenía sus dos hijos, un hijo grande ya aquí en el pueblo, su mujer estaba embarazada cuando murió, yo todos los lunes voy al cementerio a visitar a mi hijo y dejarle flores y su cerveza que siempre tenía, él trabajaba en el campo y bueno siempre andaba de finca en finca, lo que le paso es algo que no se puede explicar, nunca me imaginé que iba a morir así, pido justicia porque mi hijo era un chico sano, no le hacía mal a nadie para morir así”.

Además María Ayala  agregó “su señora también sufrió un montón, hasta ahora sigue muy mal por su perdida, sé que los dos que supuestamente mataron a mi hijo están detenidos, nos dijeron que en agosto se realizara el juicio, pasaron seis meses de su muerte y pido justicia por sus hijos, por su señora y toda la familia, lo extrañamos un montón, no nos podemos recuperar, el vacío esta, para todos es difícil, no se lo deseo que le pase a nadie lo que le paso a mi hijo”.

A Sebastián Puca lo mataron dos delincuentes, fue el pasado 1 de enero alrededor de las 6 de mañana, cuando el junto a un amigo salían de una bailanta  de Monterrico, volvían  de festejar el año nuevo, su compañero de salida se fue con una chica y Puca empezó a caminar por ruta 45, cuando fue sorprendido por dos jóvenes  motochorros y por el afán de quitarles sus pertenencias, ante la resistencia de la víctima, le propinaron dos cortes con un arma blanca en la humanidad de Puca, luego se dieron a la fuga y el joven pampeño murió en el acto.

La situación judicial se resolverá a partir de agosto según manifestaron los familiares de la víctima, ya que al poco tiempo del trágico hecho, la Brigada de Investigaciones y  la policía de nuestra provincia,  realizó un gran operativo en conjunto con la policía de Salta en la limítrofe provincia, allí lograron  detener a uno de los sospechosos, días después lograron detener al otro sospechoso, hoy ambos están en prisión a la espera del juicio.

 

Artículos Relacionados

Botón volver arriba